Efectos secundarios de un exfoliante de ácido láctico

Una exfoliación química es un procedimiento cosmético generalmente realizado para disminuir las líneas finas y arrugas, así como para dar a la piel un aspecto más suave y liso. Los exfoliantes generalmente utilizan una o más soluciones químicas tales como el ácido glicólico, ácido salicílico o ácido láctico, que se aplican a la piel, de acuerdo con la American Academy of Dermatology (AAD). El ácido láctico es un ácido alfa hidroxi que puede también hidratar la piel seca y cuarteada. El ácido láctico y otras tales soluciones generalmente causan efectos secundarios similares. Sin embargo, la gravedad puede variar considerablemente dependiendo de la profundidad del exfoliante.

Enrojecimiento, descamación e hiperqueratosis

Un exfoliante de ácido láctico puede causar una sensación similar a una quemadura solar acompañada de enrojecimiento y descamación, que puede variar de leve a grave en base a la fuerza del exfoliante. Las exfoliaciones químicas suaves o superficiales tratan sólo la capa exterior de la piel, mientras que las exfoliaciones más profundas llegan a la capa media de la piel para eliminar las células dañadas y viejas de la piel. Una exfoliación superficial normalmente causa que la piel tratada se ponga roja, que generalmente es seguida por hiperqueratosis de hasta cinco días, según la AAD. Tu piel también puede sentirse tensa. Una loción suave o crema pueden aplicarse después de una exfoliación de ácido láctico para ayudar a aliviar la piel.

Descamación, costras y ampollas

La hinchazón y ampollas son los posibles efectos secundarios de las exfoliaciones químicas intensas profundas o medias, según la American Society of Plastic Surgeons o ASPS. Cinta quirúrgica puede necesitar ser colocada sobre la piel tratada en algunos casos. Puedes tomar un mínimo de una o dos semanas para que las ampollas se hagan costra y naturalmente se despeguen. Abstente de rascarte y quitar las costras.

Decoloración de la piel

Algunas personas pueden experimentar cambios temporales o permanentes en el color de la piel después de una exfoliación química, de acuerdo con AAD. Las personas con antecedentes familiares de decoloraciones de color marrón de la cara, mujeres que han estado embarazadas y las que toman anticonceptivos orales pueden ser más vulnerables a este efecto secundario.

Infección y cicatrización

La infección es un efecto secundario poco probable pero posible de las exfoliaciones químicas, de acuerdo con FacialPlasticSurgery.Net. Si tienes antecedentes de herpes labial o herpes febril, consulta con tu médico sobre un medicamento antiviral antes de conseguir un exfoliante químico, ya que un brote puede conducir a una infección y cicatrices si una exfoliación no ha sanado por completo. Si la cicatrización se produce después de una exfoliación de ácido láctico, por lo general puede tratarse con éxito, dice la AAD.

Sensibilidad incrementada al sol

Los exfoliantes químicos pueden aumentar tu sensibilidad al sol de la piel por lo que es muy importante usar protector solar una vez que tu piel se haya recuperado. Un protector solar con un factor de protección solar o SPF de 30 o más se recomienda generalmente por la AAD.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por roberto garcia de quevedo