Efectos secundarios de estar por debajo de tu peso

Con la obesidad en aumento en Estados Unidos, se pone menos atención a los riesgos que implica para la salud el estar por debajo del peso adecuado. Cuando el peso de una persona cae por debajo de un rango saludable, aumentan los riesgos de infecciones, enfermedades, complicaciones del embarazo, reducción de la fuerza física y otras enfermedades. La American Dietetic Association alienta a la gente a aprender su índice de masa corporal, o IMC, que es una herramienta útil para determinar si tu peso está dentro de un rango saludable para tu estatura y talla. Un IMC de 18,5 a 24,9 se considera saludable y normal, mientras que las lecturas por debajo de 18,5 son consideradas de bajo peso. El bajo peso corporal puede ser resultado de diversos factores, incluyendo causas fisiológicas y emocionales. Si tu peso corporal se encuentra por debajo de lo normal, busca la ayuda de expertos calificados que puedan guiarte para mantener un peso saludable.

Sistema inmunológico debilitado

El bajo peso corporal pone a una persona en mayor riesgo de sufrir infecciones y enfermedades. En "The Skinny on Underweight" ("La verdad sobre el peso insuficiente"), un artículo publicado en "Today's Dietitian" ("El dietista de hoy") en enero del 2008, Elena Blanco-Schumacher, dietista clínica, explica que entre el 8% y el 9% de la población de Estados Unidos considerada con bajo peso generalmente conlleva una reducción de la masa corporal, característica que incrementa el riesgo de infecciones. Las personas con bajo peso también son propensas a consumir muy poca proteína, grasa y otros nutrientes, tales como los antioxidantes, que ayudan a mantener un sistema inmunológico fuerte y con buen funcionamiento. Cuando las personas con bajo peso contraen infecciones o enfermedades, sus cuerpos son menos capaces de luchar contra ellas. Por esta razón, esas enfermedades pueden empeorar y continuar desarrollándose.

Reducción de la absorción de nutrientes

Cuando el peso de una persona disminuye peligrosamente, resulta común la reducción en la absorción de nutrientes. De acuerdo con Meghan Reese, la reducción en la absorción de aminoácidos, vitaminas y minerales pueden provocar una variedad de enfermedades perjudiciales. Cuando el calcio no es consumido ni absorbido en cantidades apropiadas, el riesgo de sufrir osteoporosis o huesos débiles y frágiles se incrementa, mientras que la falta de hierro comúnmente conduce a la anemia o a la deficiencia de hierro. Otras afecciones relacionadas con la mala absorción de nutrientes son las irregularidades digestivas, la amenorrea (pérdida del ciclo menstrual de una mujer) y las complicaciones durante el embarazo.

Disminución de la fuerza muscular

Los músculos requieren la ingesta adecuada de proteína para desarrollarse y mantenerse adecuadamente. Cuando las personas comen menos o mantienen su peso corporal peligrosamente bajo por otros motivos, el cuerpo puede utilizar su propio tejido magro para obtener energía. La proteína también apoya la reparación de tejidos. Según una investigación proporcionada por la Mayo Clinic Women's HealthSource publicada en "Medical News Today" ("Noticias médicas hoy"), el bajo peso corporal y la fuerza muscular deficiente también pueden dar lugar a una incapacidad para regular la temperatura corporal y a un incremento en los riesgos e incidencias de agotamiento y fatiga.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por josé antonio palafox