Efectos secundarios de la dieta de Paleo

Las dietas Paleo se centran en los alimentos que el hombre paleolítico atrapaba o recogía: carne de corral, huevos, mariscos, verduras, frutas, semillas y nueces. Puedes experimentar una mejor salud con una dieta que los humanos han comido desde hace miles de años, explica Robb Lobo, autor de “The Paleo Solution: The Original Human Diet”, que con una dieta moderna alta en granos, azúcares y alimentos procesados​​, los seres humanos han comido durante un período mucho más corto. Wolf, un ex bioquímico de investigación, es un experto en nutrición paleolítica. El cambio de la pirámide de alimentos del USDA a una dieta Paleo puede causar algunos efectos secundarios. Consulta con tu médico antes de cambiar tu dieta.

Gripe por bajos carbohidratos

Algunas personas experimentan letargo, fatiga, irritabilidad y temblores cuando eliminan los almidones, cereales y legumbres en su dieta, explica Sébastien Noel, de Paleo Diet Lifestyle. Aunque se pueden comer hidratos de carbono suficientes de las plantas en la dieta de Paleo, el cambio en el consumo total de carbohidratos puede ser bastante dramático si tu dieta anterior era muy pesada en panes, pastas y frijoles. Los síntomas de la gripe por bajos carbohidratos suelen durar como máximo tres o cuatro semanas, dice Noel. Durante este tiempo, tu cuerpo pasa a quemar las grasas como fuente de energía en lugar de carbohidratos.

Aliento cetogénico

A medida que tu cuerpo se desplaza a la quema de grasa sobre todo, en lugar de carbohidratos, para obtener energía, se desplazará en un proceso llamado cetosis. La acetona es un subproducto de la cetosis y que tiene un olor distinto. Esto es normal y por lo general no es un signo de preocupación, señala Noel. La cantidad exacta varía de persona a persona, en función del tamaño y nivel de actividad. Evita las patatas, el arroz y granos, ya que son más altos en carbohidratos y contienen menos nutrientes. Masticar menta o cilantro puede eliminar el aliento cetogénico, también.

Hipotiroidismo

Algunas personas con dietas bajas en hidratos de carbono a largo plazo reportan síntomas de hipotiroidismo, como fatiga, lentitud y la sensibilidad al frío, informa Noel. La dieta baja en hidratos de carbono suprime el apetito, lo que eventualmente transmite a tu cuerpo en modo de hambre. Si pierdes demasiado peso, tu cuerpo regula hacia abajo la función tiroidea para ahorrar energía. Puedes evitar esto comiendo grandes cantidades de verduras Paleo permitidas para mantener tus niveles de carbohidratos para arriba.

Antojos

Puedes experimentar antojos de azúcar y otras opciones no Paleo como patatas fritas durante el primer par de semanas de la transición a una dieta de Paleo, según Sarah Fragoso, autor del libro "Everyday Paleo". Esto siempre es seguido por un aumento la energía y la claridad mental. Los antojos cesan y la mayoría de las personas no informan que desean desesperadamente dulces y golosinas, como las que tienen en otras dietas, explica. Fragoso es un entrenador de fuerza y ​​acondicionamiento y un Crossfit Trainer nivel 1 certificado.

Exceso de proteína

La dieta Paleo incluye grandes cantidades de proteína animal: carne, mariscos, aves, huevos y pescado. A excepción de los peces, que tienen menos grasa total, estos alimentos son ricos en grasas saturadas y colesterol. El exceso de consumo de proteína animal eleva los niveles de colesterol malo LDL, disminuye el colesterol bueno HDL y aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. (Ve la Referencia 4). Los riñones procesan los subproductos del metabolismo de las proteínas. Debido al alto contenido en proteínas de la dieta Paleo, los riñones tienen que trabajar más para eliminar los productos de desecho, de acuerdo con Martha Filipic, editora técnico de Chow Line, la columna de nutrición de Ohio State University. (Ve referencia 5, párrafo cuarto, segunda frase del final del párrafo que comienza por "Exceso de proteína" en negrita).

Más galerías de fotos



Escrito por christine binnendyk | Traducido por gabriela nungaray