Efectos secundarios del palmitato de vitamina A

El palmitato de vitamina A es una versión más estable y sintética del nutriente esencial, la vitamina A, junto con ácido palmítico. Es utilizado para enriquecer los alimentos y las cremas hidratantes para la piel. U.S. Food and Drug Administration o FDA señala que generalmente se considera seguro. También informa que la dosis más baja que produce efectos secundarios es un total de ingesta de 700 a 1.000 IU/kg por día durante varios meses. En comparación, la cantidad diaria recomendada para adultos es de 50 IU/kg por día. La dieta occidental típica no se acerca a los niveles tóxicos de vitamina A, a menos que se tomen grandes dosis en forma de suplementos.

Efectos en la piel

La vitamina A en su forma natural de retinol es un ingrediente común en las cremas tópicas comercializadas como reductoras de arrugas o medicamentos para el acné. En altas dosis por vía oral, puede causar sequedad, picazón o descamación en los labios y las palmas de las manos. Pueden aparecer manchas amarillo-naranja en las plantas de los pies, las palmas de las manos o alrededor de la nariz y los labios. La piel puede volverse cada vez más sensible a la luz solar al tomar altas dosis. La pérdida de cabello es otro efecto secundario de tomar niveles tóxicos de vitamina A.

Dolor corporal

La gravedad del dolor o malestares experimentados con la ingestión de grandes cantidades de vitamina A varía con la dosis. La debilidad general, dolor en las articulaciones y los huesos varía de leve a incapacitante.

Malestar general

Las personas que toman altas dosis de vitamina A experimentan síntomas no específicos. Mayo Clinic señala que se reportan sensación general de malestar como dolor de cabeza, irritabilidad, mareos, fatiga y excitabilidad inusual. La visión doble y convulsiones son eventos raros que deben ser reportados inmediatamente a un médico.

Efectos estomacales

El dolor de estómago, pérdida de apetito, náuseas y vómitos son efectos secundarios comunes de la ingestión de grandes cantidades de vitamina A.

Órganos internos

Mayo Clinic informa que el hígado y el bazo se pueden agrandar con grandes cantidades de vitamina A. Las personas con enfermedades al hígado corren riesgo de desarrollar colestasis intrahepática, una condición donde la bilis ya no puede fluir hacia los intestinos. Los síntomas incluyen picazón intensa -especialmente en los pies y las manos-, orina oscura, heces de color claro y aumento en la frecuencia de la micción o el volumen de orina.

Defectos de nacimiento

Las mujeres embarazadas que consumen niveles tóxicos de vitamina A aumentan el riesgo de defectos congénitos en sus hijos por nacer. La FDA informa que los animales de laboratorio alimentados con altas dosis de vitamina A experimentan abortos o malformaciones del sistema nervioso central en el feto en desarrollo. La vitamina A se excreta en la leche materna. Los bebés muestran una fontanela abultada o punto blando y presión cerebral por la ingestión de altos niveles de vitamina A.

Más galerías de fotos



Escrito por diane hauze | Traducido por patricia a. palma