Efectos secundarios del consumo de sal

La sal, conocida científicamente como cloruro de sodio, es un mineral esencial para la vida, según el National Institute of Health. En el cuerpo humano, el sodio controla el volumen del líquido corporal, ayuda a mantener el equilibrio electrolítico y es una parte integral del funcionamiento adecuado de los nervios y los músculos. Si bien el sodio es necesario para apoyar la vida humana, consumir demasiada o muy poca sal puede tener efectos negativos.

Demasiada sal

El consumo excesivo de sal se está haciendo cada vez más común en la dieta estadounidens, según el U.S. Department of Agriculture. El efecto secundario más conocido del exceso de sal es la hipertensión, o presión arterial alta. Esto produce vasconstricción, que es peligrosa ya que el corazón debe trabajar más duro para bombear la sangre a través del cuerpo. La hipertensión prolongada aumenta el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca, insuficiencia cardíaca, ataque cerebral y enfermedad renal. Otro efecto secundario común es el edema, una hinchazón del cuerpo que normalmente se observa en las manos y las piernas. El edema ocurre cuando el cuerpo retiene un exceso de líquido en un intento de equilibrar el sodio extra.

Muy poca sal


Consumir sal en exceso o no consumir la suficiente cantidad puede ser peligroso para la salud.

Si bien no es común, consumir muy poca sal también puede tener un efecto negativo. Esta afección, llamada hiponatremia, es causada más frecuentemente por el uso de diuréticos o vómitos y diarrea intensos. En casos menos frecuentes, puede ser causada por no consumir suficiente sal, excretar demasiado sodio a través del ejercicio (como correr una maratón) o beber demasiada agua. Los primeros síntomas son fatiga, confusión, dolor de cabeza, náuseas, calambres musculares y pérdida del apetito, según la Mayo Clinic. Los síntomas más graves son convulsiones y coma.

Recomendaciones

El USDA establece las pautas dietarias del consumo de sal para el promedio de las personas en no más de 2,300 mg o 1 cucharadita por día. Esta recomendación disminuye para las personas que tienen problemas cardíacos o hipertensión. Una persona puede seguir una dieta con 1,000 mg, 2,000 mg o "NAS" (sin sal agregada, en inglés), dependiendo de su estado de salud específico.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por paula santa cruz