Los efectos secundarios del diclofenaco

Los analgésicos ofrecen un alivio eficaz al dolor, pero la cura temporal puede causar otros problemas. El diclofenaco (Voltaren, Cataflam) es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo, o AINE, usado para tratar el dolor y la inflamación causada por enfermedades como la artritis, la tensión muscular, la migraña y la menstruación. Se toma por vía oral y es para uso en adultos. Aunque la mayoría de las complicaciones son leves, el diclofenaco puede causar efectos secundarios graves e incluso mortales.

Riesgos cardiovasculares

Con la excepción de la aspirina, todos los AINES, incluyendo el diclofenaco, aumentan el riesgo de eventos cardiovasculares como el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular. El riesgo parece aumentar con el periodo de uso, las dosis más altas y el uso de la droga más de una vez al día. El diclofenaco no debe utilizarse si has tenido o estás a punto de someterte a una cirugía de bypass del corazón o si estás recibiendo tratamiento para la insuficiencia cardíaca. El riesgo de efectos secundarios cardiovasculares graves, como un repentino ataque al corazón, es mayor en las personas con enfermedad cardíaca existente o diabetes y en aquellos que fuman. EL diclofenaco también puede causar o empeorar la presión arterial alta en personas con estas condiciones, aumentando el riesgo de accidente cerebrovascular.

Riesgos gastrointestinales

Los efectos secundarios gastrointestinales más comunes, o GI, del diclofenaco incluyen malestar estomacal, dolor abdominal, gases intestinales, estreñimiento y diarrea. Sin embargo, el diclofenaco también se asocia con efectos secundarios graves en el sistema GI tales como llagas o ulceraciones, en el estómago y a lo largo del tracto GI. En el peor de los casos, el diclofenaco puede causar hemorragia o incluso un agujero en el estómago o el intestino, lo que es una emergencia médica. El riesgo es mucho más elevado en las personas con una úlcera péptica existente. Los signos de una hemorragia intestinal incluyen tos fuerte o vomitar sangre y orina con sangre o heces con sangre o negras.

Otros efectos secundarios

La somnolencia y el mareo son efectos secundarios comunes y menos graves del diclofenaco. La visión borrosa u otras alteraciones visuales pueden ocurrir y pueden afectar tu capacidad para conducir o utilizar máquinas de forma segura. El tinnitus o la sensación de zumbido en uno o ambos oídos, también es posible, como lo es la pérdida de la audición. Efectos secundarios poco frecuentes pero relativamente leves incluyen depresión, irritabilidad y dificultad para dormir. Todos los AINE pueden causar inflamación de la piel, que puede ser leve o grave.

Reacciones alérgicas

El diclofenaco puede causar una reacción alérgica, especialmente si tienes un historial de asma o reacciones a los AINE. Los signos de una reacción alérgica grave incluyen cualquier tipo de erupción en la piel, ampollas o descamación o llagas bucales. Si ves estos síntomas en la piel y tienes alguna dificultad para respirar o notas hinchazón en la cara, lengua o garganta, suspende el uso del diclofenaco y busca atención médica de urgencia.

Otras advertencias

El aumento inexplicable de peso o hinchazón pueden ser un signo de retención de líquidos, lo que puede tener graves consecuencias y debe ser reportado a tu médico. Cualquier síntoma de dolor en el pecho, el empeoramiento de dolor de cabeza, dificultad para respirar, debilidad o dificultad en el habla indican posibles alteraciones cardiovasculares; se requiere tratamiento médico en estos casos. EL dolor gastrointestinal severo y sangre en las heces puede significar una sobredosis con AINEs y estos síntomas constituyen una emergencia médica. Los problemas del hígado son un efecto secundario raro pero grave del diclofenaco. Los síntomas incluyen orina oscura, náuseas persistentes o dolor de estómago y coloración amarillenta de la piel o los ojos. Estos síntomas, junto con náuseas, fatiga y letargo, picazón, sensibilidad en el lado superior derecho del abdomen y síntomas parecidos a la gripe pueden indicar toxicidad hepática. Deja de tomar diclofenaco y ponte en contacto con tu médico inmediatamente. La mayoría de las mujeres que están embarazadas o amamantando no deben usar diclofenaco.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie kramer | Traducido por roberto garcia de quevedo