Efectos secundarios del condroitín glucosamina sobre el hígado

La condroitín glucosamina es una combinación popular que se usa como suplemento para el dolor articular, pero sus efectos siguen siendo controvertidos. Se han reportado un pequeño número de casos de hepatitis durante el tratamiento con glucosamina o condroitín glucosamina, lo que ha producido que se asumiera una relación causal. El Committee on Toxicity del Reino Unido realizó una investigación de estos casos y concluyeron que la posibilidad de que la glucosamina causara hepatitis era muy baja. La falta de una relación verosímil entre la condroitín glucosamina y la hepatitis ha dado como resultado la conclusión de que esos casos de hepatitis son más probablemente idiosincrásicos, lo que significa que ocurren sin una causa.

Glucosamina

La glucosamina es una sustancia química que aparece naturalmente en nuestro cuerpo y que tiene un rol calve en la formación del cartílago y el líquido que amortiguan nuestras articulaciones. Se consigue como suplemento y proviene de moluscos o es producido en el laboratorio. Algunos investigadores creen que el sulfato de glucosamina es más efectivo que el clorhidrato de glucosamina ya que el sulfato es necesario para la formación del cartílago. Desafortunadamente, el efecto de la glucosamina sigue siendo controvertido. El Glucosamine/Chondroitin Arthritis Intervention Trial concluyó que los pacientes en general no sufrieron alivio significativo del dolor tanto con glucosamina, condroitín o la combinación de ambos.

Condroitín

Condroitín sulfato también es una sustancia química presente naturalmente en el cartílago de las articulaciones. Los suplementos son fabricados normalmente con cartílago de vaca. Si bien la teoría dice que los suplementos de condroitín puede ayudar a disminuir la degradación del cartílago es la falta de evidencia que apoye esta afirmación. Además, hay una gran variabilidad en la fabricación productos con condroitín o con condroitín más glucosamina. Se ha encontrado que muchos productos no contienen condroitín o tienen más a pesar de lo que diga la etiqueta.

Efectos secundarios y daño hepático

Aunque los efectos de la terapia con condroitín glucosamina son controvertidos, estos productos son relativamente seguros. Los efectos secundarios comunes para ambos suplementos son malestar estomacal, diarrea y estreñimiento. Ambos productos provienen de fuentes animales, por los que se deben tomar precauciones especiales. La glucosamina a menudo deriva de los moluscos, por lo tanto si tienes alergia a ellos deberías evitar estos productos o comprar una glucosamina que haya sido fabricada en un laboratorio. El condroitín, fabricado con cartílago de vaca, presenta muy bajo riesgo de transmitir enfermedades animales, pero se debe tener precaución. La reseña específica realizada por COT sobre la glucosamina y el condroitín como causa de daño hepático ha indicado que no es probable que haya una causa efecto y que es más probable que sea el resultado de otros medicamentos o suplementos que toma el paciente o un desarrollo idiosincrásico que no puede ser explicado.

Conclusiones

Si sufres de dolor articular y prefieres probar un suplemento, la glucosamina y el condroitín podrían servirte. Debes tener precaución si estás tomando otros medicamentos o suplemento ya que las combinaciones pueden producir reacciones inapropiadas. Siempre consulta con tu médico antes de comenzar con cualquier suplemento nuevo. Si tienes alergias a los moluscos, deberías evitar la glucosamina.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia borda | Traducido por paula santa cruz