Los efectos secundarios de la curcumina en la cúrcuma

La cúrcuma es una especia con frecuencia usada en los platos asiáticos y la curcumina en ella es lo que hace que sea útil como un suplemento herbal. La curcumina tiene propiedades de antioxidante y anti-inflamatorio. Aunque los estudios sobre su efectividad son limitados, también puede ayudar a reducir el colesterol y a prevenir ciertos tipos de cáncer. La cúrcuma no está aprobada por la U.S. Food and Drug Administration para tratar enfermedades, y tomar los suplementos puede causar efectos secundarios peligrosos e incómodos. Habla con tu médico antes de ingerir cúrcuma o cualquier otro suplemento.

Efectos secundarios gastrointestinales

Se considera que usar la cúrcuma en tu comida es seguro sin que sufras efectos secundarios, probablemente. Si consumes grandes dosis de la especia o suplementos te puede provocar problemas gastrointestinales. El más común es el dolor de estómago, gases, náuseas e indigestión. Habla con tu médico y reduce la cantidad de cúrcuma que estás ingiriendo si tenes cualquiera de los efectos mencionados. Ingerir esta especia por largos períodos te puede causar una úlcera debido al aumento de los ácidos del estómago, de acuerdo a University of Maryland Medical Center.

Los problemas de la vesícula y los riñones

La curcumina en la cúrcuma anima a la vesícula a producir más bilis, cosa que puede mejorar la digestión. Debido a la producción de más bilis, la gente que tiene tendencia a formar cálculos vesiculares, u otras condiciones que bloquean los pasajes de la bilis, no deberían ingerir cúrcuma antes de consultar a sus médicos, advierte la American Cancer Society. La cúrcuma también puede contribuir a la formación de cálculos en los riñones, particularmente en la gente con peligro de formarlos. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition en 2008 dio como resultado que los participantes que tomaban cúrcuma tenían niveles altos de oxalato en la orina. El oxalato es un producto de deshecho que debería salir del cuerpo cuando se orina, pero si hay mucho, puede juntarse con el calcio y formar cálculos.

Las preocupaciones del embarazo

Las mujeres embarazadas no deberían consumir cúrcuma como suplemento. De acuerdo a MedlinePlus, la curcumina puede estimular al útero, o hacer que la cubierta uterina se desprenda, lo que puede aumentar los riesgos de un aborto. Generalmente se considera seguro que consuman la comida con esta especia, pero se recomienda hablar con el médico o la partera antes de ingerirla.

Interacciones con otras drogas

Debido a que la cúrcuma puede aumentar los ácidos del estómago, reporta la University of Maryland Medical Center, puede interferir con la eficacia de las drogas que lo reducen, como las medicaciones para el reflujo ácido. La especia también puede aumentar la efectividad de ciertas drogas, incluyendo las que licuan la sangre y las de la diabetes. Tomar cúrcuma con las drogas que licuan la sangre puede provocar hemorragias. esto incluye tomar otras hierbas como el jengibre, ajo, clavo de olor, ginseng y el sauce. Los diabéticos que toman medicación para ayudarse a bajar los niveles de azúcar en sangre no deberían ingerir cúrcuma porque les puede bajar esos niveles peligrosamente.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por adriana de marco