Efectos secundarios de consumir mariscos crudos

Escrito por Jill Andrews | Traducido por Paula Santa Cruz
El sushi lleva pescado crudo.
Ivan Kmit/iStock/Getty Images

Los pescados y los mariscos pueden ser parte de una dieta saludable y bien equilibrada. Los mariscos tienen un bajo contenido de grasas saturadas y son ricos en vitaminas del grupo B y son una buena fuente de proteínas y hierro. Los pescados y mariscos pueden incluir mariscos, pescado blanco, atún, arenque, trucha, mejillones, ostras, cangrejo, langostinos, vieiras, almejas, bacalao y langosta. Cuando se cocinan apropiadamente, los mariscos son una buena opción para la dieta. Sin embargo, consumirlos crudos o mal cocidos puede causar efectos secundarios y problemas de salud.

Deficiencia de tiamina

Plato de salmón cocido.
beti gorse/iStock/Getty Images

Según MedlinePlus, consumir grandes cantidades de pescados o mariscos crudos puede producirte una deficiencia de vitamina B1, o tiamina, una vitamina importante para una digestión y un funcionamiento renal adecuados y la prevención de la diabetes. MedlinePlus afirma que consumir pescados y mariscos cocidos es seguro y no afecta los niveles de tiamina. Esto es debido a que la cocción puede destruir y eliminar sustancias químicas que ponen en peligro la tiamina del organismo.

Enfermedades transmitidas por alimentos

Los pescados y mariscos crudos pueden transmitir enfermedades.
wavebreakmedia/iStock/Getty Images

Consumir pescado u ostras crudas puede transmitir enfermedades, que ocurren al ingerir toxinas, bacterias o virus del agua o los alimentos que los contienen. Los síntomas de estas enfermedades son náuseas, diarrea, calambres abdominales, dolor de cabeza, debilidad y vómitos.

Hepatitis

Cocina el pescado a la parrilla.
AlexRaths/iStock/Getty Images

La hepatitis viral ocurre cuando se inflama el hígado. Una causa posible es la contaminación del agua. El University of Maryland Medical Center recomienda evitar los pescados y mariscos crudos o mal cocidos, especialmente al viajar, para reducir los riesgos de contaminación con el virus de la hepatitis.