Efectos secundarios comunes de Citalopram

El citalopram (Celexa) es un antidepresivo que aumenta la disponibilidad de la sustancia química serotonina en el cerebro. Se encuentra en la clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS (serotonin reuptake inhibitors). Aunque citalopram desencadena efectos que son útiles en el tratamiento de la depresión, puede causar algunos efectos secundarios indeseados. Si has sido diagnosticado con la depresión, no estás solo. Según el National Institute of Mental Health, aproximadamente el 7 por ciento de los adultos en los Estados Unidos sufren de depresión durante un año determinado.

Los pensamientos y las conductas suicidas

La U.S. Food and Drug Administration advierte que citalopram, al igual que otros ISRS, puede potencialmente causar pensamientos suicidas nuevos o mayores o intentos de suicidio, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes entre los 18 y 24. La monitorización cuidadosa de pensamientos o planes de suicidio es muy importante durante los meses iniciales del tratamiento o después de un cambio de dosis. Los signos y síntomas que debes buscar son empeoramiento de la depresión, habla de suicidio, planificación suicida, agitación, insomnio y cuando el paciente evita situaciones sociales. Los familiares pueden jugar un papel importante en el seguimiento e informar de cualquier cambio significativo al médico tratante.

Efectos secundarios comunes


Afortunadamente, la mayoría de los efectos secundarios más comunes asociados con citalopram no plantean una amenaza grave para la salud.

Afortunadamente, la mayoría de los efectos secundarios más comunes asociados con citalopram no plantean una amenaza grave para la salud. La mayoría de las personas que tienen efectos secundarios experimentan sólo algunos, y muchas personas no reportan efectos adversos después de tomar citalopram. Puede ocurrir somnolencia o dificultad para dormir temporalmente mientras tu cuerpo se adapta al medicamento. Otros efectos secundarios comunes incluyen dolores de cabeza, mareos, náuseas, estreñimiento, diarrea y sequedad de boca. Los efectos secundarios sexuales, tales como la disminución del deseo o capacidad sexual, se producen en algunas personas.

Efectos secundarios graves

Los SSRIs como el citalopram suelen causar menos efectos secundarios que las antiguas clases de antidepresivos, como los tricíclicos y los inhibidores de la monoaminooxidasa o MAOIs (monoamine oxidase inhibitors). Sin embargo, algunos de los efectos secundarios menos comunes de citalopram son potencialmente serios, incluyendo alteraciones del ritmo cardíaco y la hemorragia. La información de prescripción de citalopram advierte contra el uso de la medicación en las personas que tienen ciertos tipos de trastornos del ritmo cardíaco, o han tenido recientemente un ataque al corazón. El riesgo de hemorragia asociado con citalopram aumenta si se toma con la aspirina, el ibuprofeno (Motrin, Advil) o el medicamento anticoagulante warfarina (Coumadin).

Síndrome de serotonina


El desarrollo de cualquiera de estos síntomas necesita una evaluación médica inmediata.

Combinando más de un medicamento SSRI o tomando citalopram con un MAOI puede ocasionar una afección grave llamada "síndrome de serotonina". Las hierbas y suplementos tales como St.-John 's-mosto y SAM-e también tienen el potencial de desencadenar el síndrome de serotonina cuando se toman con citalopram. Los signos y síntomas incluyen confusión, alucinaciones, aumento del sudor, pupilas dilatadas, rigidez muscular, convulsiones, temblores, espasmos, fiebre alta y agitación. El desarrollo de cualquiera de estos síntomas necesita una evaluación médica inmediata.

Advertencias

Las reacciones alérgicas son posibles con citalopram. Busca atención médica inmediata si presentas dificultad para respirar o hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta. En octubre de 2013, citalopram se considera una droga del embarazo categoría C, lo que significa que se ha asociado con un mayor riesgo de defectos de nacimiento en estudios con animales. Informa a tu médico si estás embarazada, planeas quedar embarazada o si estás amamantando. Si tienes que dejar de tomar citalopram, debes hacerlo bajo la dirección de tu médico. La suspensión repentina de citalopram puede provocar síntomas de abstinencia, tales como mareos, cansancio, sueños vívidos e irritabilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por mary solomon | Traducido por luciano ariel castro