Efectos secundarios de los complementos de progesterona

Los complementos de progesterona se recetan por varios motivos, incluida la terapia de reemplazo hormonal para mujeres en la menopausia, para inducir la menstruación, tratar la endometriosis, tratar ciertos tipos de cáncer y apoyar un embarazo temprano. Aunque los efectos secundarios pueden ser similares, los efectos específicos pueden variar ligeramente dependiendo del tipo de progesterona que se te receta, de acuerdo con la Clínica Mayo. No obstante, sin importar el tipo de complemento de progesterona que ingieras, existe el riesgo de posibles efectos secundarios. Todas las mujeres que consideren ingerir complementos de progesterona, deben discutir los posibles efectos secundarios con un médico.

Complementos de progesterona en píldoras

Las píldoras de progesterona se ingieren normalmente en la tarde, durante un periodo específico según lo indique el médico. Los efectos secundarios pueden incluir dolor o sensibilidad en los senos, dolor de espalda, de pecho, de cabeza, de articulaciones, de músculos, cólicos abdominales, vómito, hinchazón, estreñimiento, diarrea, golpes de calor, tos, depresión, inestabilidad emocional, irritabilidad, ansiedad, mareo, sudoración nocturna, hinchazón de las manos y pies, infección respiratoria, problemas en las vías urinarias o fluido o resequedad vaginal, de acuerdo con Drugs.com. No obstante, ciertos efectos secundarios pueden ocurrir sin ser anticipados; cualquier cambio repentino debe ser reportado a un médico.

Complementos de progesterona en gel

Los complementos de progesterona en gel se administran al aplicar el producto en la vagina mediante un aplicador plástico. Aunque hay algunos efectos secundarios comunes asociados con la progesterona en gel, la atención médica para estos síntomas no son necesarios a menos de que haya molestias o sean persistentes, de acuerdo con Drugs.com. Los efectos secundarios comunes de los complementos de progesterona en gel incluyen estreñimiento, cólicos, diarrea, náusea, vomito, sueño, fatiga, dolor de cabeza, dolor de articulaciones, dolor alrededor de la zona vaginal, relaciones sexuales difíciles o dolorosas, aumento en el apetito, problemas del sueño, frecuentes ganas de orinar en la noche, cambios en el libido sexual, depresión, nerviosismo, retención de líquidos o hinchazón, dolor o sensibilidad en los senos y aumento de los senos.

Complementos de progesterona en supositorios

Los complementos de progesterona en supositorios se administran al colocar un supositorio sólido en la vagina con un aplicador. Los efectos secundarios comunes de estos complementos incluyen hinchazón, cólicos, náusea, dolor estomacal, vómito, estreñimiento, sueño, retención de líquidos, sensibilidad en los senos, dolor de cabeza, cansancio y ardor o irritación vaginal, de acuerdo con Drugs.com. Tal como en el caso los demás complementos de progesterona, no es necesario ver a un médico para estos síntomas a menos de que sean molestos.

Complemento de progesterona en aceite

Los complementos de progesterona en aceite normalmente se inyectan y no tienen muchos efectos secundarios como otros complementos de progesterona, de acuerdo con Drugs.com. Los efectos secundarios comunes de estos complementos pueden incluir acné, sueño, náusea, dolor, problemas para dormir y enrojecimiento e inflamación en el lugar de la inyección. No obstante, como es el caso en otros tipos de complementos de progesterona, visita un médico si los efectos secundarios persisten o son particularmente molestos.

Posibles efectos secundarios serios

Algunos efectos secundarios serios pueden ocurrir con el uso de cualquier complemento de progesterona, de acuerdo con Drugs.com. Si presentas algunos de los efectos secundarios, debes buscar atención médica tan pronto como sea posible. Estos síntomas incluyen sangrado vaginal anormal, cambios en el estado de ánimo, emociones o comportamiento, cambios en la visión, incomodidad o dolor estomacal, dolor de cabeza severo con vómito o mareo, falta de aliento repentino o dificultad para respirar, hinchazón inusual en cualquier parte del cuerpo, comezón u olor inusual en la vagina, problemas de habla, debilidad o adormecimiento de un brazo o pierna, ictericia, dolor en la ingle o debilidad en parcial. Además, MedlinePlus afirma que a los animales de laboratorio que se les dio progesterona desarrollaron tumores, aunque no es claro si la ingesta de la hormona podría tener el mismo efecto en los humanos.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth wolfenden | Traducido por alejandra medina