Efectos secundarios de comer demasiada sandía

La sandía, sin grasa y una buena fuente de vitaminas A, B6 y C, también contiene potasio y los beneficiosos químicos naturales de la planta como el licopeno y la citrulina. Aunque considerada sana, consumir grandes cantidades de esta fruta potencialmente puede tener efectos adversos, incluidos problemas digestivos y cardiovasculares y trastornos nerviosos. Los componentes de la sandía también pueden producir efectos positivos.

Componentes

La sandía contiene grandes cantidades de licopenos fitoquímicos, posiblemente más que el tomate, rico en licopeno. El U.S. Agricultural Research Service (Servicio de Iinvestigación Agrícola de Estados Unidos) informa que 1 1/2 tazas de sandía contienen de 9 a 13 miligramos de licopeno. Esta planta de pigmento rojo da a la sandía su color y puede actuar como un antioxidante fuerte para reducir el riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades. También contiene cantidades moderadas de potasio, un mineral que se considera esencial para el correcto funcionamiento de todas las células del cuerpo, órganos y tejidos. Los adultos sanos necesitan una ingesta de 2.000 miligramos de potasio diariamente, según Drugs.com. Otro fitoquímico en la sandía llamado citrulina se convierte en arginina, un aminoácido de la proteína, que supuestamente beneficia al corazón y a la circulación.

Gastrointestinal

Aunque principalmente se considera seguro y beneficioso, 30 miligramos o más de licopeno en la sandía pueden causar efectos secundarios adversos. Consumir grandes cantidades de alimentos ricos en licopeno, como tomates y sandías, puede provocar trastornos gastrointestinales. La American Cancer Society (Sociedad estadounidense del Cáncer) reporta que una investigación observó los efectos de un suplemento rico en licopeno en un paciente. El paciente tomó un suplemento de tomate que contiene 15 miligramos de licopeno dos veces al día y experimentó problemas intestinales como náuseas, vómitos, diarrea, indigestión y distensión abdominal.

Hiperpotasemia

Consumir grandes cantidades de alimentos que contengan potasio, como la sandía, podría afectar adversamente a las personas diagnosticadas con hipercaliemia, o demasiado potasio en su sangre. La hiperpotasemia puede ocasionar efectos cardiovasculares potencialmente peligrosos como latidos del corazón irregulares, ausencia o pulso débil y paro cardíaco, así como afectar al control del nervio y del músculo. Los riñones eliminan el exceso de potasio del cuerpo y la hipercaliemia a menudo resulta en malfuncionamiento del riñón, según MedlinePlus. Una cuña típica de sandía, o tres tazas, contienen alrededor de 560 miligramos de potasio. Esto es demasiado para las personas con trastornos renales graves, según el líder proveedor de cuidado renal Davita. Una porción más pequeña que una taza tiene los niveles de potasio de sólo 176 miligramos.

Impotencia

Consumir una gran cantidad de sandía puede producir efectos comparables a la disfunción eréctil de los medicamentos sildenafil, según científicos en Texas A&M; University. La arginina, producida por la citrulina después de consumir sandía, al parecer estimula el óxido nítrico que relaja los vasos sanguíneos de una manera similar al sildenafil. Existen muchas razones para la impotencia, pero el óxido nítrico adicional que se obtiene al consumir sandía podría ayudar a los hombres que necesitan un flujo creciente de sangre a conseguir una erección y mejorar la salud de tu corazón al mismo tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por jan millehan | Traducido por maria gloria garcia menendez