Efectos secundarios de comer cebollas

Las cebollas pueden ser conocidas por hacer llorar a la gente, pero un creciente cuerpo de investigación sugiere que su consumo regular puede ser útil en el manejo de la diabetes, el asma y la hipertensión, así como ayudar a prevenir el cáncer. Con la creciente popularidad de los remedios naturales, parecen un alimento milagroso. Sin embargo, antes de que incluyas cebollas adicionales en tu próxima ensalada, debes considerar junto a tu doctor los efectos secundarios comunes de su consumo.

Alergias

Si eres alérgico, puedes experimentar una erupción roja que pica, cuando una cebolla entra en contacto con tu piel además de ardor y picazón en los ojos. No hay reacciones alérgicas graves asociadas con las cebollas que se hayan reportado, pero si después de comerlas experimentas un enrojecimiento súbito generalizado de la piel, inflamación oral y hormigueo, dificultad para respirar, o una caída en la presión arterial, estos podrían ser signos de una reacción anafiláctica y debes buscar tratamiento médico de emergencia inmediatamente.

Gases intestinales

De acuerdo con un informe de National Institutes of Health (los Institutos Nacionales de Salud), el estómago no puede digerir la mayoría de los azúcares y deben pasar a los intestinos donde las bacterias lo descomponen en un proceso que forma gases. Dado que las cebollas contienen fructosa, pueden ser una fuente de gases para algunas personas. Esto se puede manifestar como hinchazón abdominal y malestar, aumento de la flatulencia y mal aliento. Estos síntomas pueden ser peores si tienes una intolerancia a alimentos específicos. Es una incapacidad del tracto gastrointestinal para digerir ciertos alimentos. Aunque no es peligrosa para la vida, también puede provocar náuseas, vómitos y diarrea.

Acidez

Es una condición en la que los ácidos del estómago fluyen hacia el esófago y crean una sensación dolorosa de ardor en el pecho. Un estudio de abril de 1990 publicado en "American Journal of Gastroenterology" (Revista Americana de Gastroenterología), sugirió que aunque la gente que normalmente no experimenta acidez estomacal puede consumir cebollas crudas sin ningún problema, las personas que tienen enfermedad por reflujo gástrico o acidez pueden ver que sus síntomas empeoran. Aproximadamente uno de cada cinco adultos en Estados Unidos experimenta esta condición al menos una vez a la semana según un artículo publicado por el Dr. G. Richard Locke III. Él señala que las mujeres embarazadas son más propensas (ver Referencia 9 pg 379) por lo que el uso de la cebolla en estos grupos debe ser cuidadosamente examinado y quizás limitado.

Interacciones con otros medicamentos

Las cebollas son bastante benignas en términos de interacción con otros medicamentos. Sin embargo, las cebollas verdes contienen una gran cantidad de vitamina K, más de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y casi la totalidad de la ingesta diaria recomendada para los hombres por porción de 1 taza. Si comes una gran cantidad de cebollas verdes o aumentas rápidamente tu consumo, tu contenido de vitamina K puede interferir con ciertos medicamentos para adelgazar la sangre, como Coumadin. Si estás tomando anticoagulantes, consulta con tu proveedor de atención médica antes de emprender cualquier cambio dietético.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por montgomery montague | Traducido por barbara obregon