Efectos secundarios de comer demasiada fibra

Si comes una dieta americana estándar, las posibilidades de que comas demasiada fibra son escasas. Sin embargo, si exageras tu consumo de granos enteros, frutas, verduras y frijoles, algunos alimentos típicos ricos en fibra, puede que te encuentres sufriendo las consecuencias. Cuando tu sistema digestivo no está acostumbrado a la fibra, una mayor ingesta puede causar malestar abdominal, como gases, hinchazón y dolor de estómago.

Cantidad recomendada

El estadounidense promedio consume entre 10 y 15 gramos de fibra al día, mucho menos que los 20 a 35 gramos diarios recomendados, según National Institutes of Health. Comer suficiente fibra ayuda a la digestión, evita el estreñimiento, además mantiene tu sensación de saciedad, por lo que ayuda a controlar tu peso. Los alimentos ricos en fibra son los cereales de grano entero, frijoles y guisantes secos, frutas y verduras.

Efectos secundarios físicos

El primer indicio de que has comido demasiada fibra en un corto período de tiempo vendrá de tu abdomen. Los síntomas incluyen flatulencia, distensión y cólicos abdominales, pero cuando tu estómago se acostumbre al aumento de fibra, los síntomas deben desaparecer. En casos raros, el consumo excesivo de fibra en las personas con dificultad para masticar o en la movilidad intestinal, ha causado obstrucción intestinal.

Las interacciones de nutrientes y drogas

El consumo excesivo de fibra puede interferir con la absorción de ciertos nutrientes o medicamentos. De acuerdo con Linus Pauling Institute, la adición de fibra cereal puede disminuir la absorción de zinc, hierro, calcio y magnesio, aunque esto podría ser debido a los fitatos y no por la fibra real. Además, LPI recomienda tomar medicamentos una o dos horas antes o después de los suplementos debido a que pueden interferir con la absorción de los medicamentos comunes tales como el acetaminofeno, la penicilina y las tetraciclinas.

Minimizando los efectos

Para disminuir el riesgo de dolor de estómago, aumenta tu consumo de fibra poco a poco durante un período de un par de semanas. Cuando planees comer una porción saludable de fibra, bebe abundante agua para ayudar a que pase a través de tu sistema digestivo. Pelar las frutas y verduras también puede reducir la cantidad de fibra que consumes, aunque el consumo de estas cáscaras que contienen fibra es beneficioso para tu salud. Para evitar las interacciones entre medicamentos, evita tomar suplementos de fibra cerca de la hora de tomar tu medicación.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por barbara obregon