Los efectos secundarios de los chiles picantes

Entre los varios tipos de chiles, ajíes o pimientos picantes que se utilizan en guisos y ensaladas se incluyen jalapeños, serranos, rojos, amarillos (o "güeros"), sichuan y habaneros. Muchos platos como sopas y curries hindúes y menús jamaicanos contienen este tipo de chiles. La capsaicina, un ingrediente presente en todos ellos, tiene muchos usos terapéuticos; ya sea como antioxidante capaz de prevenir el cáncer o como antinflamatorio que puede ayudar a disminuir el dolor de la artritis. Los pimientos picantes también contienen vitaminas A, C y B6. Antes de empezar a consumir este alimento o sus suplementos derivados, es recomendable que hables con un profesional de la salud. Él podrá guiarte en el consumo de chiles picantes, los cuales, según se ha reportado, llegan a producir efectos secundarios.

Acidez estomacal

El consumo de chiles picantes de cualquier tipo puede causar indigestión, especialmente si no acostumbras incluirlos en tu dieta. La sensación de ardor que se experimenta en la boca al comer chiles picantes también puede ocurrir en el estómago durante la digestión. Este proceso puede enviar de regreso la sensación ardiente hacia el esófago en forma de reflujo gástrico. Los antiácidos de venta libre y los inhibidores de la bomba de protones como el lansoprazol; lo mismo que los bloqueadores de los receptores H2 como la ranitidina o la cimetidina, pueden ayudarte a suprimir el reflujo. Si vas a usar inhibidores de la bomba de protones, procura tomar la dosis recomendada al menos una hora antes de comer chiles picantes, ya que las fórmulas no actúan inmediatamente como lo hacen otros tipos de antiácidos.

Indigestión

Mientras que los chiles picantes atraviesan la primera etapa de la digestión en el estómago, pueden perturbar el proceso general. La sensación ardiente es capaz de alterar tu digestión normal; de nuevo, particularmente si no acostumbras comerlos regularmente. Los inhibidores de la bomba de protones, los bloqueadores de los receptores H2 y los antiácidos tradicionales pueden ayudarte a suprimir el malestar estomacal que resulta al digerir chiles picantes.

Ardor rectal

A medida que los chiles picantes atraviesan el tracto digestivo, pueden mantener algunos de los ingredientes que los hacen picantes desde el principio. Esto llega a causar dolor o una sensación de ardor en el recto al pasar las heces que contienen cualquier tipo de residuo picante. Aunque este efecto secundario no se clasifica como grave, puede causar molestias durante unos días. Una vez que tu cuerpo se adapte a la inclusión de los chiles en tu dieta, este efecto disminuirá o cesará.

Irritación en la piel

Incluso si no los comes, es posible experimentar efectos secundarios al manipularlos. La capsaicina en los chiles genera esa típica sensación ardiente también sobre la piel si el jugo se absorbe ligeramente. Esto provoca enrojecimiento, picazón y ardor. A menos que seas alérgico a ellos, esta sensación debe ocurrir sólo brevemente y luego disiparse, indica la Mayo Clinic. Para evitar la irritación y el ardor, usa guantes al manipular chiles.

Más galerías de fotos



Escrito por carole anne tomlinson | Traducido por pei pei