Efectos secundarios de las cápsulas de aceite de menta

El aceite de menta tiene un efecto calmante, que combinado con sus propiedades antibacterianas y antivirales leves, resulta útil para tratar varios problemas de salud. Las investigaciones están en curso, pero el aceite de menta parece ser beneficiosos para tratar la indigestión, los dolores de cabeza y el síndrome del intestino irritable y además se muestra promisorio para tratar otras afecciones como el mal aliento, la congestión y las náuseas. Como con cualquier remedio de hierbas, el aceite de menta tiene posibles efectos secundarios que deberías hablar con tu médico antes de convertirlo en parte de tu régimen regular de cuidados.

Problemas estomacales

Si bien el aceite de menta a menudo es usado para aliviar problemas digestivos, sus efectos relajantes sobre la musculatura del estómago podrían aumentar los síntomas de acidez e indigestión, según el University of Maryland Medical Center. La menta puede relajar tanto el esfínter (el músculo que conecta el estómago con el esófago) que éste podría permitir que el ácido estomacal fluya hacia atrás dentro del esófago. Las personas que sufren problemas gastrointestinales como reflujo, también conocido como GERD, según sus siglas en inglés, o hernia hiatal podrían ser más propensos a sufrir estos efectos secundarios. El National Center for Complementary and Alternative Medicine dice que cuando tomas cápsulas de aceite de menta con antiácidos, la cubierta de la cápsula podría romperse más rápidamente, lo que aumenta el riesgo de acidez y náuseas.

Reacciones alérgicas

Algunas personas que toman cápsulas de aceite de menta sufren reacciones alérgicas, como problemas respiratorios, erupciones e irritación de la piel, ronchas o inflamación o hinchazón de la garganta, según MedlinePlus, el sitio web de información de salud que depende de la U.S. National Library of Medicine y el National Institutes of Health. Las altas dosis de aceite de menta podrían aumentar el riesgo de una reacción alérgica, por lo tanto MedlinePlus sugiere limitar la ingesta a 0.2 a 0.4 ml tres veces al día para disminuir los riesgos.

Otros efectos secundarios

Hay un riesgo bajo de sufrir otros efectos secundarios al tomar cápsulas de aceite de menta, como dolor de cabeza, mareos, bradicardia y ardor anal. Las cantidades muy grandes tienen el potencial de causar problemas más serios, como convulsiones, debilidad muscular y daño cerebral.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por paula santa cruz