Efectos secundarios de las cápsulas de aceite de hígado de bacalao

Los suplementos de aceite de pescado como las cápsulas de aceite de hígado de bacalao contienen dosis concentradas de ácidos grasos omega-3. Estas grasas saludables proveen beneficios antiinflamatorios que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, ataque cerebrovascular y otras enfermedades crónicas. Según el University of Maryland Medical Center, los ácidos grasos omega-3 también son importantes para el funcionamiento cerebral y la memoria. Sin embargo, puedes experimentar algunos efectos secundarios leves con estas cápsulas y otros suplementos con omega-3.

Resabio a pescado

Las cápsulas de aceite de hígado de bacalao resuelven el problema del sabor y olor a pescado de los suplementos líquidos. Sin embargo, las cápsulas se degradan en el estómago y liberan rápidamente el aceite que contienen. El Linus Pauling Institute señala que una de las quejas más comunes sobre las cápsula es el resabio a pescado. Esto puede ocurrir porque el aceite produce eructos o ácidos estomacales que suben y producen acidez y un sabor fuerte en la parte posterior de la garganta. Para reducir el riesgo de estos trastornos, toma tus cápsulas junto con algún alimento y evita recostarte luego de tomarlas.

Trastornos digestivos

Además de los eructos y la acidez, otros efectos secundarios digestivos producidos por las cápsulas de aceite de hígado de bacalao son náuseas, gases, hinchazón y dolor de estómago. El Linus Pauling Institute señala que las dosis altas también pueden producir diarrea y heces blandas. Tomar cápsulas de liberación prolongada puede ayudar a reducir estos efectos secundarios, que lo más probable es que disminuyan a medida que el cuerpo se adapta al suplemento.

Hematomas y sangrado

Las cápsulas de aceite de hígado de bacalao ayudan a prevenir la enfermedad cardíaca y el ataque cerebrovascular, en parte debido a que son anticoagulantes y retrasan la formación de coágulos. Sin embargo, el Linus Pauling Institute advierte que en algunos casos, disminuir el tiempo de coagulación puede aumentar el riesgo de hematomas y sangrado. Si tienes un trastornos de la coagulación o estás tomando medicamentos recetados o de venta libre como warfarina o ácido acetilsalicílico, consulta a tu médico antes de tomar cápsulas de aceite de hígado de bacalao o cualquier suplemento con ácidos grasos omega-3.

Aumento de la glucemia

Las cápsulas de aceite de hígado de bacalao a menudo se recomiendan a las personas diabéticas ya que ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y vascular. Sin embargo, las investigaciones publicadas en el "Journal of Diabetes and Metabolic Disorders" en febrero de 2013 afirmaban que este suplemento no disminuía la glucemia en las ratas albino machos. De hecho, tomar estas cápsulas aumentaba la glucemia. El University of Maryland Medical Center señala que esto podría ocurrir porque el cuerpo convierte los ácidos grasos omega-3 en azúcares. Si tienes algún tipo de diabetes, usa suplementos de aceite de pescado sólo bajo la supervisión de tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por nadia haris | Traducido por paula santa cruz