Los efectos secundarios de la caléndula

La caléndula es probablemente mejor conocida como un tratamiento tópico para las quemaduras, heridas y otros problemas cutáneos. Internamente, se ha utilizado para tratar las úlceras y condiciones inflamatorias, como la colitis ulcerosa. Si bien es no tóxica y generalmente segura, existen algunas preocupaciones en relación con el uso de esta hierba en ciertas circunstancias.

Reacción alérgica

Existen casos clínicos de reacciones alérgicas a la caléndula. Si tienes una alergia a las plantas de la margarita o a las de la familia aster, como la ambrosía y los crisantemos, podrías sufrir una reacción alérgica a la caléndula.

Interacciones medicamentosas

La caléndula no tiene relaciones medicamentosas oficialmente documentadas. El Beth Israel Deaconess Medical Center, sin embargo, señala que tomar altas dosis de suplementos de caléndula podrían reducir la presión arterial o aumentar los efectos de los medicamentos sedantes tales como los utilizados para tratar la ansiedad o problemas para dormir. Si tomas sedantes o medicamentos antihipertensivos, consulta con tu médico antes de usar caléndula internamente.

Efectos hormonales

La University of Maryland Medical Center informa que utilizar caléndula internamente podría afectar el ciclo menstrual y advierte contra el uso si estás embarazada o amamantando. También puede interferir con la capacidad de quedar embarazada si es usada por cualquiera de los sexos.

Otras consideraciones de uso

No pongas los preparados de caléndula en heridas abiertas y sin supervisión médica. Seguir las pautas de dosificación sugeridas puede ayudar a minimizar los posibles efectos negativos. Cuando usas caléndula internamente, la UMMC recomienda lo siguiente: extracto fluido de 0,5 ml a 1 ml tres veces al día, la tintura, de 5 a 10 gotas tres veces al día, el té hecho con 1 cdta. de caléndula seca de 2 a 3 tazas diarias.

Más galerías de fotos



Escrito por kelli cooper | Traducido por gabriela nungaray