Efectos secundarios de los beta bloqueadores y el aumento de peso

Las drogas bloqueadoras receptoras beta-andrenérgicas (que suelen conocerse simplemente como beta bloqueadores) se usan para tratar la presión sanguínea elevada y las migrañas, de acuerdo con Mayo Clinic. También se han vuelto muy populares entre los artistas, en particular aquellos que trabajan en el campo de la música clásica, para reducir los efectos físicos de los nervios, como los temblores y las sacudidas. Si bien los beta bloqueadores han sido usados con éxito en estos contextos, han surgido preocupaciones acerca de sus efectos secundarios. De acuerdo con la Revista de la Asociación del Corazón de Estados Unidos (AHA, por sus siglas en inglés), los beta bloqueadores pueden tener "efectos metabólicos adversos sobre el perfil de lípidos o sobre la sensibilidad de la insulina. Otro efecto secundario menos apreciado es (...) el aumento de peso".

Motivos del aumento de peso

La causa del aumento de peso asociada con el uso de beta bloqueadores no se conoce con certeza, pero puede tener que ver con la disminución de la tasa metabólica, la retención de fluidos y la disminución de la actividad física. Ciertos estudios han revelado que los beta bloqueadores causan una reducción en el gasto de energía del cuatro al nueve por ciento, y al 12 por ciento en personas hipertensas y obesas.

Aumento promedio de peso

De acuerdo con la AHA, los beta bloqueadores pueden causar la acumulación de grasa en la región abdominal. Los pacientes que toman tipos antiguos de beta bloqueadores, en particular Tenormin (atenolol) y Lopressor o Toprol-XL (metroprolol), ganan un promedio de dos a cuatro libras (0,9 a 1,8 kg). La mayor parte del aumento de peso ocurre durante los primeros meses del tratamiento. Los pacientes de todos los grupos demográficos parecen tener la misma probabilidad de aumentar de peso.

Otros efectos asociados

Además de reducir la ansiedad, los beta bloqueadores también pueden transmitir sensación de cansancio. Un resultado directo de esto es reducir la inquietud (clínicamente denominado "movimiento sin propósito"), que apenas se nota pero, sin embargo, representa un gasto de energía y quema grasas. También se ha demostrado que los beta bloqueadores disminuyen la resistencia o el deseo de hacer actividad física. Otro tendencia preocupante, recientemente asociada con los beta bloqueadores, es un aumento del 28 por ciento del riesgo de padecer diabetes tipo II, por lo cual siempre es problema el aumento de peso.

Quiénes están en mayor riesgo

Actualmente no hay forma de predecir la susceptibilidad individual al aumento de peso cuando se toman beta bloqueadores. Sin embargo, como el procesamiento metabólico de la comida disminuye con la edad, es posible que las personas más jóvenes tengan un riesgo mayor que las más viejas.

Signos de advertencia

Es importante estar atentos a los aumentos abruptos de peso mientras se toman beta bloqueadores. De acuerdo con Mayo Clinic, se debería consultar con un médico de inmediato si ocurre un aumento de peso de tres a cuatro libras (1,3 a 1,8 kg) durante un período de uno o dos días. Un estudio reciente incitó a la reconsideración del "uso de primera línea" de los bloqueadores beta para el tratamiento de pacientes hipertensos que son obesos, puesto que el efecto secundario de aumento de peso pueden contrarrestar el efecto positivo de estas drogas.

Más galerías de fotos



Escrito por david b. ryan | Traducido por mariano salgueiro