Los efectos secundarios de beber demasiada cafeína

La cafeína, que se encuentra en el chocolate, té, café, algunos suplementos dietéticos y algunos medicamentos, es un estimulante del sistema nervioso. Un consumo bajo o moderado de cafeína normalmente no es suficiente para causar efectos secundarios en la mayoría de las personas, sin embargo, si eres sensible a la cafeína o si ingieres demasiada, podrías experimentar algunos efectos secundarios.

Cambios mentales

Si bebes demasiada cafeína, podrías experimentar cambios en tu estado mental. Cuando comienzas a beber cafeína por primera vez, probablemente te sientas más alerta, sin embargo, al incrementar tu consumo a niveles poco seguros, probablemente comiences a sentirte desorientado, mareado o distraído por el efecto de la cafeína en tu sistema nervioso central. También podrías experimentar alucinaciones o puedes sentirte confuso. Tener problemas para dormir también es probable, ya que la cafeína es un estimulante.

Cambios cardiovasculares

La cafeína tiene un impacto directo sobre tu ritmo cardíaco. Tu ritmo podría volverse irregular o rápido conforme tu consumo de cafeína cruza el umbral de seguridad de tu cuerpo. Estos cambios pueden causar serios problemas, como un ataque al corazón o la muerte. Podrías también notar que la respiración se dificulta conforme incrementa tu consumo. Esto es causado por la dilatación de tus vasos sanguíneos, lo que restringe el flujo de la sangre hacia órganos vitales. Si el flujo de sangre hacia tu cerebro se afecta, puedes sufrir de convulsiones. Debido a que todos estos efectos secundarios cardiovasculares ponen en peligro tu vida, se requiere de tratamiento médico de emergencia.

Malestar gastrointestinal

Existe la probabilidad de que demasiada cafeína te afectará el estómago y sistema digestivo. Las náuseas son uno de los primeros síntomas gastrointestinales que experimentarás. El vómito y la diarrea también son una posibilidad. La deshidratación como resultado del vómito y la diarrea es posible si no bebes otros líquidos. La posibilidad de la deshidratación se incrementa debido a que la cafeína es un diurético, lo que significa que ayuda a liberar a tu cuerpo de líquidos a través del incremento de orina. Conforme te deshidratas, probablemente te sientas muy sediento.

Efectos secundarios en los bebés

Los bebés que ingieren incluso una cantidad pequeña de cafeína pueden tener efectos secundarios. Temblores y contracciones involuntarias musculares son posibles cuando un bebé ingiere una sobredosis de cafeína. Pueden producirse náuseas que lleven al vómito. El corazón del bebé puede sufrir de taquicardia, lo que significa que estará latiendo más rápido. Esto puede estar acompañado de respiración profunda y rápida por parte del bebé. El shock también es posible. Es necesario el tratamiento de emergencia que probablemente incluirá un lavado de estómago, si se notan cualquiera de estos síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por casey holley | Traducido por glen boyd