Efectos secundarios de ansiedad de la vitamina 3

La vitamina D está disponible en suplementos y alimentos fortificados, como ergocalciferol, conocida como D-2, o colecalciferol, conocida como D-3. No obstante, grandes dosis de vitamina D pueden conducir a elevados niveles de calcio en la sangre o a una enfermedad llamada hipercalcemia. La vitamina D-3 por sí misma no está asociada con la ansiedad, pero la ansiedad puede ser un síntoma de hipercalcemia. Consulta con un proveedor médico calificado antes de tomar suplementos de vitamina D.

Función

Puedes obtener la vitamina D de la luz solar, los pescados grasos, los productos lácteos fortificados y otros alimentos fortificados y suplementos. Las vitaminas D-2 y D- 3 son químicamente similares, pero en dosis altas, la vitamina D-3 parece ser más potente que la D-2 , de acuerdo con la Office of Dietary Supplements. Una de las funciones de la vitamina D es mejorar la absorción del calcio y mantener niveles adecuados de calcio sérico y fosfato, lo cual es importante para la salud ósea. Tomar vitamina D-3, en particular, junto con el calcio parece ayudar a prevenir la pérdida ósea y las fracturas en personas con osteoporosis, informa MedlinePlus, un sitio web de la National Library of Medicine.

Dosis

La cantidad diaria recomendada de vitamina D para las personas con edades entre uno y 70 años es de 600 UI o 15 mcg por día, y para las de 71 años y más, de 800 UI o 20 mcg por día. El nivel máximo de consumo tolerable para la vitamina D está fijado en 4.000 UI o 100 mcg para personas de nueve años en adelante. Es muy poco probable que puedas consumir suficientes alimentos con vitamina D como para causar efectos tóxicos secundarios, de acuerdo con la Office of Dietary Supplements. Sin embargo, altas dosis de suplementos con vitamina D pueden causar problemas, sobre todo si se toman a largo plazo. La toxicidad por vitamina D se asocia con falta de apetito, pérdida de peso, orinar en exceso y ritmos anormales del corazón. También puede elevar los niveles de calcio en sangre, y en algunos casos provocar la calcificación de órganos y tejidos.

Hipercalcemia crónica

La hipercalcemia grave es poco frecuente, pero una leve elevación crónica de calcio es relativamente común, señala Cleveland Clinic. Varios síntomas pueden indicar hipercalcemia crónica, incluyendo algunos síntomas psicológicos como ansiedad, depresión y dificultades cognitivas. Algunas personas también experimentan dolores de cabeza, fatiga, estreñimiento, dolor abdominal, falta de apetito, debilidad muscular y dolores en el cuerpo.

Consideraciones

Un estudio publicado en la edición de octubre de 1996 de la "Journal of Psychosomatic Research" ("Revista de investigación psicosomática") comparó los niveles de ansiedad y depresión de 55 pacientes con hipercalcemia crónica con los estándares de pruebas, así como con un grupo de pacientes ortopédicos y con un grupo de pacientes con presión arterial alta. 16% de los pacientes hipercalcémicos tenía altas puntuaciones en las pruebas de ansiedad y un 16% fue diagnosticado con depresión, pero no hubo diferencias significativas entre este grupo y los grupos de comparación.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley moore | Traducido por tere colín