Efectos sobre la salud causados por los ionizadores

Los ionizadores son dispositivos que dispersan iones cargados negativa o positivamente, los cuales se unen a las partículas en el aire. La materia de partículas entonces es recogida por el ionizador o se adhiere a las superficies cercanas. Los ionizadores se venden típicamente como "purificadores de aire" que eliminan las partículas alergénicas o las que inducen al asma desde el aire. Sin embargo, los ionizadores no son tan eficaces en la eliminación de partículas en el aire como lo son los dispositivos de purificación de aire que utilizan filtros de aire en partículas de alta eficiencia. Además, los ionizadores pueden también producir ozono, que puede causar o empeorar los problemas respiratorios.

Efectos sobre las alergias

Aunque los ionizadores son, a menudo, anunciados como dispositivos que ayudan a mejorar los síntomas de la alergia mediante la eliminación de partículas alergénicas del aire, los ionizadores no han demostrado ser especialmente eficaces en el desempeño de esta función. Según la Environmental Protection Agency de Estados Unidos, mientras que los ionizadores eliminan algunas pequeñas partículas del aire, tales como las que se encuentran en el humo del tabaco, pueden ser relativamente ineficaces en la eliminación de las partículas más grandes responsables de la mayoría de las alergias respiratorias, como los alérgenos del polen y del polvo doméstico. Un ensayo a doble ciego, publicado en "Thorax", en 1993, estudió los efectos de los ionizadores en los hogares de los niños con alergias respiratorias. Los investigadores descubrieron que mientras la ionización redujo las concentraciones de alérgenos transportados por el aire en cierta medida, este efecto no fue lo suficientemente significativo como para reducir los síntomas de la alergia.

Efectos sobre el asma

Debido a su función de eliminación de algunos tipos de materia en partículas del aire, los ionizadores también han sido comercializados como métodos para reducir los síntomas del asma. Sin embargo, los ionizadores en realidad pueden empeorar los síntomas de asma en un par de maneras. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la School of Medicine de la University of Louisville, las pequeñas partículas cargadas por los ionizadores, en lugar de ser recogidas, a veces se quedan suspendidas en el aire, lo que puede exacerbar los síntomas del asma. En segundo lugar, según los investigadores, la ionización puede generar ozono como subproducto, el cual puede empeorar los síntomas del asma y otros problemas respiratorios. De acuerdo con Mayo Clinic, los purificadores de aire que utilizan filtros de aire en partículas de alta eficiencia son una alternativa preferible a los ionizadores, ya que eliminan eficazmente las partículas del aire sin plantear ningún riesgo de ozono.

Efectos sobre la salud mental

Los ionizadores también se han estudiado por sus efectos sobre ciertas condiciones de salud mental, aunque estos efectos no parecen ser significativos. Un estudio al azar, controlado con placebo, publicado en "Psychiatry Research" en el 2010, evaluó los efectos antidepresivos de la terapia de la luz y la terapia de iones negativos en las mujeres con el trastorno afectivo estacional (TAE). Los investigadores concluyeron que aunque la terapia de iones negativos reduce los síntomas de la depresión mejor que el tratamiento con placebo, la diferencia no fue significativa. La eficacia de la ionización negativa del aire en la reducción de la hiperactividad en los niños autistas también se estudió en un ensayo publicado en 1987 en la "American Journal of Physical Medicine", los investigadores concluyeron que la ionización no produjo efectos significativos en el comportamiento de los sujetos.

Efectos sobre la transmisión de la infección

Una de las áreas en las que los ionizadores han demostrado algunos efectos beneficiosos para la salud es el control de la propagación de la infección en los hospitales. Un estudio publicado en "BMC Infectious Diseases", en 2010, encontró que el uso de un ionizador de aire negativo redujo significativamente las bacterias causantes de la infección en el equipo médico de plástico. El estudio concluyó que el uso de ionizadores en entornos médicos puede ayudar a reducir el riesgo de transmisión de enfermedades a través de los equipos infectados. Otro estudio, llevado a cabo en el St. James's Hospital en Leeds, Reino Unido, encontró que el uso de un ionizador en una unidad de cuidados intensivos redujo la tasa de infección en la unidad a cero en el transcurso de un año. Los investigadores comentaron a la revista "New Scientist" que, si bien el juicio indica que los ionizadores pueden ayudar a combatir las infecciones en los hospitales, posiblemente manteniendo inactivas a las bacterias y a los virus en el aire, se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por gloria soto