Los efectos de las rupturas adolescentes

"Breaking up is hard to do" (terminar una relación es difícil), cantaba Neil Sedaka en 1962, y cuánta razón tenía. Las rupturas nunca son fáciles, sin importar qué edad tengas, pero para los adolescentes pueden ser especialmente devastadoras. Las parejas adolescentes pueden ser tan fugaces como intensas. Por un momento, un adolescente se encuentra disfrutando de la primera oleada de romance pasa estar, a continuación, llorando por el amor perdido. Tal vez haya pasado un tiempo desde haber experimentado tu primera ruptura adolescente. Recordándote a ti mismo los efectos potenciales de la ruptura, puedes ser un fuerte apoyo para tus hijos adolescentes.

Efectos emocionales

Los efectos emocionales de una ruptura pueden ser un golpe bajo para los adolescentes, dependiendo del tiempo que duró la relación, de la intensidad de los sentimientos del adolescente por su ex y de quién instigó la separación. Un adolescente despechado puede volverse colérico, agresivo, retraído o deprimido. Es posible que los adolescentes varones sean más propensos a reaccionar con ira y frustración que sus contrapartes femeninas, dice el psicólogo Carl Pickhardt en el artículo, "Adolescent Breakups! (rupturas adolescentes), publicado en "Psychology Today". Las adolescentes tienden a ocultar sus emociones en su interior, y sentirse inútiles en consecuencia del rechazo de su pareja.

Efectos físicos

En las repercusiones inmediatas de la ruptura, un adolescente puede experimentar varias reacciones físicas. Un estudio de la Universidad de Amsterdam sobre el rechazo, publicado en la revista "Psychological Sciences" en septiembre del 2010, encontró que luego de la ruptura, el ritmo cardíaco disminuye. Esto explica cómo el rechazo puede, literalmente, hacer que sientas que tu corazón se está rompiendo, dice el psicólogo Adoree Durayappah en el artículo, "5 Scientific Reasons Why Breakups Are Devastating" (5 motivos científicos sobre por qué las rupturas son devastadoras), publicado en "Huffington Post".

Efectos sociales

Alrededor de los 13 a 15 años, los adolescentes tienden a comparar las relaciones románticas con su aceptación social. A sus ojos, emparejarse con un par demuestra un nivel superior de madurez. Los chismes de adolescentes, con frecuencia, giran en torno a quién gusta de quién y cuál fue la última pareja en formarse. Cuando un adolescente pasa a por una ruptura, puede sentirse excluido socialmente, dice Pickhardt. Es posible que esto afecte en mayor medida a las chicas adolescentes que a los varones, según revela Pickhardt, porque las chicas suelen experimentar la pubertad antes que los varones y se toman más en serio el tema de las rupturas. Los adolescentes más grandes también pueden experimentar la exclusión social luego de una ruptura, si siente que es necesario evitar ciertos eventos a los que pueda llegar a asistir su ex.

Cómo ayudar

Como padre del adolescente, lo mejor que puedes hacer para ayudarlo a superar la ruptura es escuchar. Puede que no siempre sea fácil, en particular si te preocupas por su bienestar. Tal vez tu instinto natural sea decirle a tu hijo qué hacer, lo cual puede ser percibido como que le estás dando una lección, criticando o juzgando. Si puedes dejar de lado tus propios prejuicios cuando tu hijo te pida consejos, tienes una mejor oportunidad de convertirte en su confidente, dice el artículo "Teaching Teens to Breakup Better" (enseñarles a los adolescentes a sobrellevar mejor las rupturas), para Harstein Psychological Services.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por mariano salgueiro