Los efectos de los relajantes para cabello

Los relajantes químicos son populares entre las mujeres con cabello firmemente rizado o muy texturizado. Podrías decidir relajar tu cabello por muchas razones, pero muchos escogen este procedimiento para relajar su cabello por una mayor facilidad de mantenimiento y peinado. El cabello relajado puede ofrecer mayores opciones de peinado y liberarte tiempo, aunque hay algunos riesgos. Si el proceso químico se lleva a cabo de manera incorrecta o no mantienes tu cabello adecuadamente y siguiendo el tratamiento, podrías experimentar un daño significativo, irritación en el cuero cabelludo, roturas o pérdida de cabello.

Tipos


Evita cepillar el cabello o raspar el cuero cabelludo luego de relajar el cabello.

Un artículo de 2007 en The Washington Post destacó una tendencia con los fabricantes de relajantes que etiquetaban sus productos como "orgánicos" y "naturales". Estas descripciones pueden ser confusas, ya que todos los relajantes son potencialmente nocivos y contienen químicos. Los relajantes funcionan rompiendo permanentemente los lazos de proteínas en el núcleo del cabello para aflojar el patrón rizado. Hay dos tipos, "con blanqueador" y "sin blanqueador". Los primeros contienen hidróxido de sodio, un químico cáustico y nocivo con un factor de PH que varía de 10 a 14. Los relajantes sin blanqueador son más suaves, pero pueden, al igual que los anteriores, causar daños en el cabello y el cuero cabelludo. Los relajantes también vienen en tres intensidades: súper, regular y suave. La intensidad utilizada depende de la textura de tu cabello, así que asegúrate de seleccionar la fuerza adecuada para evitar un proceso excesivo o escaso.

Sobre proceso


El crecimiento nuevo puede retocarse cada seis a doce semanas.

Tu cabello debería ser saludable y estar en condiciones antes de relajarlo para reducir el riesgo de daños. Si un relajante se deja por demasiado tiempo, o el cabello está siendo relajado demasiado pronto luego de una tintura o de un servicio químico, puede suceder un sobreproceso. Esto puede causar un daño permanente, una rotura y una pérdida del cabello. El neutralizador es una parte importante del tratamiento de relajación, ya que detiene el proceso químico. El sobreproceso también puede suceder si el cabello no es neutralizado a tiempo, haciendo que se sienta frágil, poroso y débil. Superponer un relajante en cabello ya relajado causará nuevamente un proceso repetido. Al retocar el cabello nuevo, asegúrate de que el relajante se aplique sólo en las raíces.

Quemaduras químicas

Los ingredientes cáusticos de los relajantes químicos pueden quemar tu cuero cabelludo y llevar a una pérdida de cabello permanente. Un artículo del 2010 de Akorra.com registró los riesgos asociados con los relajantes. Según este sitio, muchas quemaduras dejan el cuero cabelludo infectado y requieren de un tratamiento médico. La pérdida permanente del cabello y las manchas sin pelo son una consecuencia frecuente. Es importante aplicar una base o jalea de petróleo en el cuero cabelludo, la línea del cabello y la base del cuello para minimizar los riesgos. Asegúrate de que el cuero cabelludo esté libre de abrasiones y si comienza a hormiguear o a picar mientras el relajante está siendo aplicado, enjuágalo de inmediato.

Mantenimiento


Texturiza tu cabello con un relajante para tener menos daños.

El cabello enroscado firmemente y muy texturado es uno de los más frágiles y secos aunque esté en estado natural. Una vez relajado, tu cabello estará más débil y muy seco. El acondicionamiento regular y los tratamientos de proteínas son vitales para fortalecer el cabello, restaurar el equilibrio de la humedad y evitar las roturas. Acondiciona de manera profunda el cabello cada dos semanas y utiliza un baño de crema entre los lavados para mantenerlo fuerte y saludable. Un cortado regular evita las puntas florecidas y los ruleros protegen el cabello del resecado, del calor nocivo del secador y de las planchas.

Más galerías de fotos



Escrito por eshe asale | Traducido por sebastian castro