Los efectos de la pubertad

La pubertad es la etapa en que desarrollas tu madurez sexual. La edad en que se inicia varía de persona a persona, pero la pubertad normalmente se presenta primero en las niñas, alrededor de los 11 años. En los niños generalmente comienza la pubertad a la edad de 12 años, afirma la American Academy of Family Physicians. Conforme avanza la pubertad, tu cuerpo experimenta muchos cambios, los cuales varían en función de tu género.

Características sexuales

Uno de los efectos más notables de la pubertad es el cambio en las características sexuales. En las niñas, esto incluye el crecimiento de los senos, que en un futuro podrían amamantar a un niño. En los niños, los testículos crecen en tamaño y caen aún más con respecto al cuerpo, y el pene también crece en longitud y anchura.

Crecimiento de vello

Durante la pubertad, el crecimiento del vello se produce en otras partes del cuerpo además de la cabeza, los brazos y las piernas. Tanto en los niños como en las niñas, el vello comienza a crecer en el área de la ingle, las axilas y las piernas. Los niños también pueden comenzar a notar más crecimiento del vello facial, aunque esto no se limita necesariamente nada más a los niños. Las niñas también pueden presentar crecimiento del vello facial, aunque por lo general menos grueso y de un color más claro.

Menstruación

En las niñas, la pubertad generalmente marca el comienzo de la menstruación. La menstruación, comúnmente llamada "período", es el proceso mediante el cual una niña comienza a ovular. Durante este proceso se libera un óvulo de los ovarios y el aumento de hormonas crea un exceso de tejido que se acumula en el útero. Cuando el óvulo no es fecundado, el cuerpo se deshace del óvulo y del exceso de tejido a través de la vagina. Este proceso ocurre cada mes por el resto de la pubertad y en la edad adulta.

Cambio de voz

Para los niños, la pubertad se caracteriza también por un cambio en el tono de voz. A través de este proceso, la voz puede quebrarse conforme el cuerpo se adapta a un tono más profundo de la voz. Este quiebre de la voz es generalmente temporal, hasta que finalmente se alcanza un tono más grave.

Acné

El acné es también una consecuencia común de la pubertad. Las hormonas que son liberadas por el cuerpo durante el proceso no solamente ayudan a madurar al cuerpo, sino que también pueden causar que las glándulas sebáceas produzcan más sebo o grasa, afirma la American Academy of Dermatology. Este exceso de grasa se puede combinar con las células muertas de la piel en los folículos y formar tapones blandos llamados comedones, más comúnmente conocido como espinillas o puntos blancos. Estos comedones pueden luego progresar a formas más inflamatorias de acné, como pápulas o pústulas, o en casos severos de acné en quistes o nódulos.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por tere colín