Efectos psicológicos de la obesidad en la adolescencia

El aumento de la obesidad entre los niños y adolescentes de los EE. UU. plantea una serie de problemas físicos, psicológicos y emocionales graves. Educar al público sobre los problemas psicológicos de la obesidad infantil es de suma importancia en la reducción de los graves efectos de la epidemia, de acuerdo con expertos del Departamento de Salud de Texas. Si tu hijo es obeso o tiene sobrepeso y muestra síntomas psicológicos, consulta la guía de un profesional cualificado que pueda proporcionarle el tratamiento adecuado.

Baja autoestima

Según una investigación realizada por el Dr. Richard Strauss de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey, los adolescentes obesos tienen significativamente menor autoestima que los adolescentes de peso normal. La baja autoestima a menudo aparece como la soledad, el nerviosismo y la tristeza. Los adolescentes con baja autoestima también pueden participar en conductas de riesgo, como la experimentación con las drogas, el alcohol o los cigarrillos. Los adolescentes obesos que experimentan baja autoestima en la infancia y la adolescencia suelen tener estos sentimientos hasta la edad adulta.

Depresión

La depresión es un efecto psicológico común de la obesidad adolescente. Un adolescente obeso que pesa más que sus compañeros puede experimentar sentimientos de tristeza o desesperanza. Los signos de la depresión incluyen cambios en los patrones de sueño, aislamiento de familiares o amigos y la pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba. MayoClinic informa que algunos adolescentes tratan de ocultar la depresión y parecen emocionalmente planos en lugar de tristes.

Ansiedad

La mayoría de los niños experimentan ansiedad por diversas razones durante la adolescencia. Los adolescentes obesos, sin embargo, pueden experimentar ansiedad grave que a menudo se traduce en comportamientos destructivos o en evitar ver a sus amigos y familiares. Los adolescentes que tienen sobrepeso también pueden tener ansiedad social como resultado de la intimidación o las excesivas burlas. La ansiedad severa a menudo interrumpe el proceso de aprendizaje y puede dar lugar a una disminución en el rendimiento académico. Ser un adolescente con sobrepeso también puede afectar el nivel de ansiedad cuando es adulto. Las investigaciones realizadas por el Dr. Sarah Anderson y sus colegas publicado en "Medicina Psicosomática" reveló que los adolescentes con sobrepeso pueden tener una mayor probabilidad de desarrollar trastornos de ansiedad o depresión en la edad adulta.

Pobre imagen corporal

Los adolescentes obesos a menudo experimentan una mala imagen corporal como consecuencia del exceso de peso. Esto puede alejar a tu hijo de practicar deportes o participar en actividades físicas, pasar tiempo con los amigos o llevar ropa ajustada. La mala imagen corporal está conectada a una serie de problemas psicológicos, como depresión, ansiedad y baja autoestima. Los adolescentes que tienen mala imagen corporal también están en riesgo de desarrollar un trastorno alimentario.

Trastornos de la alimentación

Los adolescentes obesos están en riesgo de desarrollar trastornos como la bulimia, la anorexia o comer en exceso compulsivamente. Un trastorno de la alimentación es a menudo el resultado del esfuerzo de un adolescente que tiene sobrepeso para perder peso a través de conductas de riesgo y no saludables. Si sospechas que tu hijo tiene un trastorno alimenticio, consulta con un profesional médico de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por katherine bastidas