Los efectos de la progesterona alta

La progesterona es una de las hormonas femeninas asociadas con los ciclos menstruales. En particular, esta hormona ayuda a mantener el revestimiento del útero durante las semanas que siguen a la ovulación, de tal manera que si el óvulo ha sido fecundado, se pueda implantar. Los niveles altos de progesterona, sin embargo, pueden producir varios síntomas molestos, muchos de ellos similares a los del síndrome premenstrual.

Función

Los estrógenos y la progesterona, hormonas femeninas, actúan juntas todos los meses para preparar el cuerpo de la mujer para concebir un niño. A medida que el óvulo madura en uno de los ovarios, el revestimiento del útero comienza a proliferar bajo la influencia del aumento de los niveles hormonales, según dice la Dra. Lauralee Sherwood en su libro, "Human Anatomy". Una vez que ocurre la ovulación, si hay fecundación, el cigoto se implantará en el revestimiento uterino. La progesterona proveniente del cuerpo lúteo, una parte del ovario, mantiene este tejido hasta que se forma la placenta.

Efectos

Los niveles altos de progesterona no impide la función reproductiva normal, pero puede exacerbar algunos de los efectos secundarios del ciclo menstrual. Muchas mujeres sufren dolores de cabeza, cambios de humor, sensibilidad en las mamas y fatiga cuando se aproxima el período. Durante esta parte del ciclo es cuando los niveles de progesterona son mayores. Las mujeres con niveles particularmente altos de progesterona tienden a tener más síntomas premenstruales que aquellas con niveles naturalmente más bajos, dice Sherwood. En la mayoría de las mujeres, los efectos secundarios relacionados con la progesterona disminuyen cuando más adelante en el ciclo caen los niveles de la hormona.

Embarazo

Las mujeres que no están embarazadas y no toman anticonceptivos experimentan naturalmente sus niveles más altos de progesterona aproximadamente una semana después de la ovulación, para posteriormente disminuir con la consiguiente disminución de los síntomas en la semana subsiguiente. En las mujeres embarazadas, sin embargo, los niveles de progesterona aumentan dramáticamente en las primeras semanas del embarazo, lo que produce los clásicos síntomas del primer trimestre, según Heidi Murkoff y Sahron Mazel en su libro "What To Expect When You're Expecting" (Qué esperar cuando estás embarazada). Mucho dolor en las mamas, dolores de cabeza frecuente, cambios de humor y náuseas son síntomas asociados comúnmente con los primeros tiempos del embarazo. Si bien estos síntomas son similares a los experimentados por las mujeres no embarazadas durante la fase natural de progesterona alta del ciclo menstrual, se ven exacerbados por los niveles extremadamente altos de esta hormona asociados al embarazo.

Suplementos hormonales

Algunas mujeres necesitan suplementos de progesterona. Las píldoras anticonceptivas pueden contener análogos de la progesterona, las mujeres menopáusicas pueden usar progesterona para aliviar los síntomas desagradables y prevenir enfermedades y las mujeres embarazadas que tienen baja la progesterona pueden recibir suplementos para evitar los abortos. Drugs.com señala que los efectos secundarios asociados con la suplementación son similares a los asociados con los producidos naturalmente por el cuerpo. En particular, los efectos secundarios relacionados con los suplementos pueden verse exacerbados aún más que los relacionados con la producción natural de la hormona, ya que los niveles de progesterona pueden ser bastante altos. Las mujeres normalmente sufren vómitos, mareos y calambres además de los síntomas típicos asociados con la menstruación y el embarazo.

Opinión del experto

En las mujeres que sufren los efectos de la progesterona alta debido a un ciclo menstrual normal, no hay mucho por hacer para aliviar las molestias además de esperar a que pase esa fase del ciclo, que puede ser en aproximadamente una semana. Las mujeres embarazadas, o las que reciben suplementos hormonales, sin embargo, sufren los efectos durante más tiempo. Murkoff y Mazel señalan que casi todas comienzan a adaptarse a la progesterona alta luego de algunos meses, es decir que los síntomas desaparecerán gradualmente con el tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por paula santa cruz