Qué efectos se producen cuando los padres se burlan de sus hijos

Las habilidades de crianza de los hijos son tanto heredadas como aprendidas. No todos los padres utilizan técnicas positivas en la crianza de sus hijos. Un ejemplo de métodos no efectivos son las burlas. Las burlas y el menosprecio puede causar problemas de comportamiento con los niños.

Intimidación

Si te burlas o menosprecias a tu hijo, le estarás dando todas las herramientas para que las use contra sus hermanos y sus compañeros. La intimidación es un comportamiento aprendido. Cuando un padre muestra agresión hacia su hijo usando palabras que lastiman, como bobo, imbécil, perdedor y tonto, probablemente lo haga a causa de sus propias insuficiencias, explica James Lehman, MSW for Empowering Parents. "Creo que cuando se utiliza la agresión como un estilo de crianza en los hijos, se resuelve el problema a corto plazo del control de los niños", señala Lehman. Esto puede hacer que el niño se sienta como una víctima en lugar de aprender una lección o una aptitud positiva. Dado que los niños a menudo modelan el comportamiento de sus padres, si el niño se siente menospreciado, a su vez podría intimidar a otros niños con las mismas o parecidas palabras y comportamientos.

Académico

Si te burlas de tu hijo por obtener malas calificaciones en la escuela o lo etiquetas como lento o no tan inteligente como sus hermanos u otros niños de su clase, podrías afectar sus calificaciones y bajar su autoestima. El rendimiento académico es importante para los niños de todas las edades. Si planeas usar técnicas de burlas para elevar sus calificaciones, podría ser contraproducente. Sustituir las palabras de decepción y menosprecio con el refuerzo positivo puede aumentar su deseo de obtener mejores calificaciones. Involúcrate para ayudarlo con las tareas escolares. Mantente en contacto con su profesor y escucha las necesidades y preocupaciones de los educadores con respecto al rendimiento escolar de tu hijo.

Violencia

En algunos casos, las burlas pueden cruzar la línea y convertirse en abuso verbal. Con el tiempo, las burlas y el abuso verbal en relación con cualquier tipo de abuso físico puede enseñarle a los niños el mismo comportamiento. Los niños que son abusados ​​y menospreciados pueden actuar con violencia. Leah Davies, M. Ed, en un artículo de Kelly Bear, explica que el abuso emocional de un niño incluye los repetidos ataques de los padres sobre el bienestar emocional y en general el sentido del valor personal de un niño. La violencia es la forma en que un niño exterioriza, y podría ser sorbe sí mismo, los miembros de la familia u otros niños. La violencia puede ser cualquier cosa, desde la destrucción de la propiedad hasta dañar o lastimar físicamente a alguien.

Depresión

Ser burlado repetidamente por un padre puede llevar a la depresión infantil. La depresión es una enfermedad mental grave que puede requerir una evaluación médica. La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry señala que alrededor del 5 por ciento de los niños y adolescentes sufren de depresión infantil. Si tu niño no puede procesar las burlas o insultos de una manera positiva, puede comenzar a mostrar signos de depresión, tales como baja autoestima, tristeza, separación de la familia y amigos, ausencias frecuentes a la escuela, niveles de concentración pobres y pensamientos de suicidio .

Más galerías de fotos



Escrito por julie boehlke | Traducido por juan ignacio ceviño