Los efectos de la presión académica de los padres en los niños

Como padre, eres una fuente de estímulo, orientación y apoyo para tu hijo. Sin embargo, el proceso de presionar a tu hijo para tener éxito académico también puede ser una fuente de presión y estrés que puede provocar problemas físicos y emocionales. Si bien el dominio de las habilidades académicas normalmente ayuda a tu hijo a desarrollar la autoestima, también puede causar demasiada responsabilidad en él. La comprensión de los efectos de la presión académica es el primer paso en la identificación de un problema que debe ser abordado.

Efectos físicos

Según Anxiety.org, el estrés académico en tu hijo puede causar síntomas como la pérdida de sueño, dolores de cabeza y problemas estomacales. Estos síntomas son comunes en niños y, en adolescentes poco frecuentes, como por ejemplo durante las enfermedades; sin embargo, las quejas habituales o persistentes podrían indicar la ansiedad o el estrés. Además, los adolescentes bajo demasiado estrés académico pueden expresarse mediante actividades peligrosas, como beber o probar drogas.

Efectos emocionales

Los signos emocionales del estrés por la presión académica excesiva incluyen depresión, pérdida de interés en actividades divertidas, y preocupación constante. La Ohio State University Extension dice que tu hijo también puede empezar a portarse mal, actuar más dependiente de lo habitual, o mostrar un comportamiento antisocial. En algunos casos, tu hijo podría recurrir a copiarse en los exámenes o tareas con el fin de manejar la presión académica.

Soluciones

Tu hijo puede pasar un mal momento cuando está estresado, por lo que es importante que controles su comportamiento y que mantengas las líneas de comunicación abiertas. Si encuentras que estás poniendo demasiada presión académica sobre tu hijo, revalúa la situación y asegúrate de que las expectativas que tienes para tu hijo son realistas. Asegúrate de que tu niño tenga varias oportunidades para que se relaje, y dale un ejemplo al reducir el grado de estrés de tu propio horario. Además, puedes ayudar a aliviar algo de la tensión animando sus fortalezas académicas y extracurriculares en lugar de presionarlo para sobresalir en todas las áreas.

Consideraciones

Si bien tu eres la influencia más importante en la vida de tu hijo, ten en cuenta que es probable que experimente presión académica de sus compañeros y maestros. HealthyChildren.org sugiere que conozcas a los maestros de tu hijo y que te familiarices con lo que está aprendiendo en la escuela para asegurarte de que es capaz de seguir el ritmo sin sentirse abrumado. Para los niños en edad escolar, también puedes supervisar sus tareas y asistirlos si tienen dificultades en cualquier área de sus estudios.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por sofia loffreda