Efectos de la prednisona en las glándulas suprarrenales

Prednisona pertenece a una familia de medicamentos llamados corticosteroides, que a menudo se prescriben cuando el cuerpo de una persona no produce suficiente hormonas esteroides naturales. Prednisona también altera el funcionamiento del sistema inmunológico y se utiliza para el tratamiento de varias enfermedades en las personas que tienen niveles normales de corticosteroides, tales como el lupus, la esclerosis múltiple, la artritis y las reacciones alérgicas graves. Debido a que la prednisona afecta los niveles de las hormonas en el cuerpo, afecta igualmente a los órganos que componen el sistema endocrino. Esto incluyen las glándulas suprarrenales.

Reducción de los niveles de cortisol

Prednisona tiene el efecto general de la supresión de la función de las glándulas suprarrenales, reduciendo de ese modo los niveles de hormonas secretadas por las glándulas suprarrenales. El cortisol, una hormona que juega un papel importante en la respuesta del organismo al estrés, se suprime en gran medida incluso después de tomar dosis bajas de prednisona, según un estudio publicado en la edición de 2006 de "Alternative Medicine Review". Los bajos niveles de cortisol se han sabido que causan muchos síntomas, como la fatiga crónica y debilidad, pérdida de peso, malestar estomacal, vómitos, dolor de cabeza y la presión arterial baja que lleva a mareos y desmayos, según informa National Endocrine and Metabolic Diseases Information Service.

Otras hormonas

Varias otras hormonas reguladas por las glándulas suprarrenales también son suprimidas por la prednisona, incluyendo cortisona, dehidroepiandrosterona, androsterona, aldosterona y tetrahydrocorticosterone, informa Alternative Medicine Review. La supresión de estas hormonas tiene varios efectos diferentes. Por ejemplo, dehidroepiandrosterona, abreviada como DHEA, está implicada en la regulación de las hormonas implicadas en la reproducción, la función cerebral y la respuesta inmune. La supresión de la DHEA puede reducir los niveles de hormonas sexuales, debilitar los huesos, reducir la respuesta inmune y afectar los estados de ánimo y el funcionamiento mental. Las personas que toman prednisona a veces pueden ser también prescritas con DHEA para contrarrestar estos efectos.

Crisis suprarrenal

Una persona que está tomando prednisona nunca debe dejar de tomar el medicamento. Debido a que la prednisona es una hormona que altera el delicado equilibrio hormonal del cuerpo, quitar de repente la prednisona puede causar un caso temporal de insuficiencia suprarrenal secundaria que se llama a veces una crisis asuprarenal, explica MedlinePlus. Una crisis suprarrenal puede causar muchos de los mismos síntomas que los niveles bajos de cortisol, como la fatiga, el dolor abdominal o lateral, náuseas y vómitos, fiebre, presión arterial baja y pérdida de apetito. Los médicos suelen reducir gradualmente la dosis de prednisona antes de parar por completo la medicación para reducir estos efectos.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew busse | Traducido por gabriela nungaray