Los efectos positivos de las normas estrictas en los adolescentes

Tu hija adolescente podría parecer completamente una nueva criatura . Un día, tú eres padre de un niña que quiere cooperar. Al día siguiente, las reglas que has establecido para ella no son convincentes y tu hija pone sus ojos en ti. Si bien es posible que tengas que modificar las normas que has establecido, un descanso seguro, unas normas estrictas y un estilo de crianza autoritario la beneficiarán a ella en el largo plazo.

El término medio

Existe una gran verdad en la canción de Bing Crosby, "Accent-tchu-ate the Positive (Mister In-Between)". Ese compositor sabía que el término medio era un buen lugar. Lo mismo ocurre en las reglas de los padres para los adolescentes y los estilos de crianza de los hijos. Los padres que son demasiado indulgentes corren el riesgo de criar adolescentes que, como adultos jóvenes, no tienen controles internos sobre sus acciones. Por el contrario, los padres que son demasiado estrictos son más propensos a producir jóvenes adultos que carezcan de la independencia e iniciativa de explorar sus opciones necesarias.

Estricto pero nutrido

Cuando actúas por amor a tu hija adolescente, en realidad ella podría entender que las limitaciones que has establecido son para protegerla mientras explora sus propias creencias y opciones. Es sólo a través de la exploración que ella va a ser capaz de desarrollar la auto-independencia necesaria que necesita. A medida que tu hija adolescente crece, tu papel poco a poco cambia desde gestionar todos los aspectos de su vida a uno donde la supervisas mientras ella aprende a manejar primero una y luego más áreas de su vida. Estás allí para ver cómo ella ensaya este nuevo papel para sí misma. Las reglas estrictas te ayudan aquí, ya que debes ser capaz de comunicarle tus expectativas.

Significado del establecimiento de límites

Establecer límites a tu hija adolescente no quiere decir que tú y tu pareja esperen a que ella vaya tan lejos y que no dé ni un paso más. En su lugar, significa que cada uno de ustedes se sentará para tener una discusión sobre por qué has establecido las reglas que hay y sobre la comprensión de tu hija de cada regla. A medida que hables, discute las posibles consecuencias, incluyendo las naturales, las lógicas y las disciplinarias. Si ella está pensando en una decisión que podría violar una de las reglas de su familia, pídele que piense todas las consecuencias, buenas y malas. A medida que cubras las reglas, debes estar dispuesto a hablar de su capacidad para manejar las consecuencias de una decisión que pudiera tomar.

Efectos de las reglas estrictas

Los adolescentes tienen un sentido de invencibilidad que les puede llevar a situaciones en las que pueden ser heridos. Tu hija adolescente no es diferente. Cuando tú y tu pareja deciden cuáles serán las reglas de su familia, haz que sean apropiadas para la edad y negociables. Un buen ejemplo son los diferentes toques de queda para tu hija adolescente y tus hijos menores. Dale a tu hija mayor un toque de queda y una hora de dormir más tarde que a tus hijos más pequeños. Siempre y cuando respete tu nuevo toque de queda, ella lo mantendrá. Si ella lo viola, tendrá que llegar más temprano por un período de tiempo determinado. Se dará cuenta de que la violación de su nuevo toque de queda la restringirá más en comparación a lo que ella está de acuerdo. La próxima vez, ella estará pendiente de regresar a casa a tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por genevieve van wyden | Traducido por enrique pereira vivas