Efectos positivos y negativos del ejercicio sobre la gente obesa

El ejercicio regular mejora la salud y el bienestar, pero no es siempre fácil, especialmente si eres clínicamente obeso, pero incluso aunque te pudieras sentir frustrado es importante seguir adelante. Enfócate en los beneficios y trata de no prestar atención a los efectos negativos del ejercicio. Únete a un grupo de apoyo para personas con sobrepeso o habla con un consejero si llegas a un nivel insostenible de frustración, pero no desistas. Con el tiempo tu apariencia y tu salud van a mejorar.

Efectos positivos


Un programa de ejercicio físico se debe combinar con una dieta sana y adecuada para perder peso.

En términos de salud, el ejercicio regular conduce a la pérdida de peso, promueve un cambio saludable en la composición corporal y reduce el riesgo de desarrollar algunos problemas crónicos de salud, como la diabetes tipo 2 y la dolencia cardiaca. Desde el punto de vista psicológico el ejercicio regular mejora tu humor, te da energía y fomenta los patrones saludables de sueño. A medida que pierdas peso, es probable que tu mejor apariencia, los progresos en tu condición física y tu creciente movilidad te levanten también el ánimo. No pierdas de vista que muchos de estos efectos requieren que te sometas a una dieta saludable y te comprometas con un programa de ejercicio físico bien diseñado.

Los efectos negativos


La fatiga debería ir disminuyendo a medida que te acostumbres al ejercicio regular.

Empezar con un nuevo régimen de ejercicio es difícil, en especial si no estás acostumbrado a la actividad física. La gente obesa pudiera tener dificultad en encontrar ejercicios que sean adecuados para su peso. También puede ser desalentador visitar un gimnasio cuando estás descontento con tu apariencia, y podrías tener dificultad en encontrar máquinas para ejercicio que sean adecuadas para tu tamaño. La fatiga es otro efecto colateral del ejercicio, aunque ésta debería disminuir a medida que tu cuerpo se vaya acostumbrando a la actividad física regular.

Algunas consideraciones


Los aeróbicos acuáticos son una buena opción cuando no puedes ejercitarte con los aeróbicos regulares.

Alguna gente obesa podría padecer de condiciones médicas que impidan que hagan tipos normales de ejercicio. Por ejemplo, si tienes problemas con las articulaciones, los ejercicios aeróbicos de alto impacto pudieran no ser la elección adecuada. Hay alternativas de muchos ejercicios comunes, de modo que con un poco de investigación deberías ser capaz de encontrar una actividad física que sea apropiada para ti. Por ejemplo, los aeróbicos acuáticos son un tipo de ejercicio de bajo impacto pero intenso, lo que los convierte en una opción efectiva para aquellos que no pueden ejercitarse con los aeróbicos regulares.

Consejos de un experto


Si eres obeso consulta con tu doctor antes de iniciar cualquier programa de ejercicio físico.

Si eres obeso, es importante que discutas con tu doctor tus planes para desarrollar un programa de ejercicio físico. Necesitas la guía de un experto que te permita elegir los ejercicios apropiados que no vayan a representar una carga demasiado grande para tus músculos, articulaciones y sistema cardiovascular. También es importante trabajar con un entrenador personal debido a que esto te permitirá aprender que tipo de ejercicios son adecuados para ti y cómo puedes presionarte a ti mismo para ejercitarte intensamente sin llegar a excederte. También, el mantener contacto regular con un entrenador que te apoye te va a ayudar a mantener la motivación.

Más galerías de fotos



Escrito por stan mack | Traducido por josé alcázar.