Efectos positivos de la lactancia materna

La American Academy of Pediatrics recomienda la lactancia materna exclusiva para los primeros seis meses de vida del bebé, seguido por una combinación de leche materna y la introducción de alimentos sólidos hasta el año de vida. Esta recomendación está basada en los conocidos beneficios que conlleva amamantar a un niño, incluyendo una baja incidencia en el síndrome de muerte súbita infantil. Aunque no siempre es posible dar el pecho, hay muchos efectos positivos que deberías considerar al elegir entre la lactancia materna o el biberón.

Alergias y soporte autoinmune

"The Journal of the American Osteopathic Association" realizó una revisión de los datos de lactancia disponibles en 2006 que se centraron en la respuesta inmune a la lactancia materna. Los autores no encontraron evidencias concluyentes, pero pensaron que era suficientemente prometedor sugerir una importante mejora del sistema inmunológico en los bebés alimentados con leche materna. Señalaron una mayor respuesta de anticuerpos a las vacunas y la disminución de alergias atópicas para apoyar esta afirmación, mientras hicieron sugerencias para futuros estudios que pudieran proporcionar una evidencia más concluyente.

Mejora del vínculo madre hijo

La Universidad de Yale publicó los resultados de un estudio en 2011 que implicó el uso de imágenes de resonancia magnética funcional en nueve madres que amamantaron y ocho madres que no un mes después del nacimiento de sus bebés. A estas mujeres les hicieron escuchar el sonido del llanto de sus bebés, así como el de otro bebé desconocido para ellas. Todos los cerebros de las madres reaccionaron más con el sonido del llanto de su propio bebé, pero las madres lactantes tuvieron una mayor respuesta en general que las madres que alimentaron a sus bebés con biberón. Los investigadores teorizaron que la liberación de oxitocina durante el acto de la lactancia materna puede crear un vínculo más fuerte que el que se forjó durante la alimentación con biberón.

Beneficios para la madre

Esa misma liberación de oxitocina produce contracciones en el útero, impidiendo la hemorragia posparto y ayudar al retorno del cuerpo a su forma anterior al embarazo. Según un estudio del Instituto de Medicina reportado por La Leche League International, la lactancia materna también retrasa el regreso de la menstruación, lo que resulta en una disminución del riesgo de anemia por deficiencia de hierro. Los potenciales beneficios para la salud a largo plazo también han sido identificados, incluyendo beneficios psicológicos y la disminución del riesgo de ser diagnosticadas de ciertos tipos de cáncer, según la AAP y La Leche League International.

Efectos continuados

En 2007, la Organización Mundial de la Salud publicó un análisis de varios estudios que promocionan los beneficios a largo plazo de la lactancia materna. Los resultados indicaron la reducción de los niveles de colesterol en adultos que fueron amamantados cuando eran bebés, en comparación con sus homólogos alimentados con biberón. También se observó un efecto protector con respecto a la obesidad en la vida de los niños que fueron amamantados siendo bebés. Este efecto parece ser mayor en lo que respecta a la obesidad, que en el caso de exceso de peso. Además, también se descubrió que la lactancia materna se asocia con un mejor desarrollo cognitivo en la infancia. Esto se traduce en un mejor rendimiento escolar, que continúa en la adolescencia y en la edad adulta.

Más galerías de fotos



Escrito por leah campbell | Traducido por valeria b. rivas