Los efectos de una pobre nutrición sobre tu salud

Los hábitos alimenticios pobres pueden ser un problema de salud para el comportamiento, ya que la nutrición y la dieta afectan a cómo se siente, se piensa, se actúa y el aspecto que se tiene. Una mala dieta da como resultado un corazón menos fuerte, una menor habilidad para resolver problemas, un mayor tiempo de respuesta del músculo y estar menos alerta. La mala nutrición crea también muchos otros efectos negativos para la salud.

Obesidad

De acuerdo con una encuesta del National Center of Health Statistics 2003, aproximadamente el 65,2% de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos debido a una mala nutrición. La obesidad se define como tener un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más. El exceso de peso pone a las personas en riesgo de desarrollar una serie de trastornos y enfermedades, algunas de ellas mortales.

Hipertensión

Los informes del National Institutes of Health muestran que la hipertensión es uno de los posibles resultados de una mala nutrición. A la hipertensión, también conocida como presión arterial alta, se llama la asesina silenciosa, ya que con frecuencia no se detecta y por lo tanto no se trata hasta que ya ha hecho daño al cuerpo. Comer mucha comida basura, los alimentos fritos, la sal, el azúcar, los productos lácteos, la cafeína y los alimentos refinados pueden causar hipertensión.

Altos niveles de colesterol y enfermedades cardíacas

La mala nutrición puede conducir a altos niveles de colesterol, que es uno de los principales contribuyentes para desarrollar una enfermedad cardíaca. Las dietas altas en grasas son comunes en los Estados Unidos y Canadá. Los informes del National Institutes of Health dicen que más de 500.000 personas en los Estados Unidos mueren cada año debido a enfermedades del corazón que pueden ser causadas por una dieta rica en grasas. Los alimentos ricos en colesterol contienen una gran cantidad de grasas saturadas. Algunos ejemplos incluyen los helados, huevos, queso, mantequilla y carne vacuna. En lugar de alimentos altos en grasas, elige proteínas magras como el pollo, pavo, pescado y mariscos, y evita los alimentos procesados.

Diabetes

La diabetes también puede estar relacionada con una mala nutrición. Algunas formas de la enfermedad pueden ser consecuencia de una dieta cargada de azúcar y grasas, lo que lleva al aumento de peso. Según el National Institute of Health, alrededor del 8% de la población estadounidense tiene diabetes.

Derrame cerebral

Un derrame cerebral se debe a la placa que se forma en un vaso sanguíneo y luego se libera como un coágulo que viaja al cerebro donde crea una obstrucción, y puede estar relacionado con una mala nutrición. Los derrames dañan el cerebro y afectan al funcionamiento, a veces llevando a la muerte. Los alimentos con alto contenido de sal, grasas y colesterol incrementan el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Gota

Según el National Institutes of Health, la mala nutrición puede provocar gota. Con la gota, la acumulación de ácido úrico da como resultado la formación de cristales en las articulaciones. La hinchazón dolorosa asociada con la gota puede causar daños permanentes en las articulaciones. Una dieta con alto contenido de grasas o colesterol puede causar gota. Algunos mariscos, como las sardinas, mejillones, ostras y vieiras, así como las carnes rojas, aves de corral, carne de cerdo, la mantequilla, la leche entera, los helados y el queso pueden aumentar la cantidad de ácido úrico en el cuerpo, causando la gota.

Cáncer

Según el National Institutes of Health, varios tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de vejiga, de colon y de mama, pueden ser parcialmente causados por los malos hábitos alimenticios. Limita el consumo de alimentos que contienen azúcares refinados, nitratos y los aceites hidrogenados, como perritos calientes, carnes procesadas, tocino, rosquillas y papas fritas.

Más galerías de fotos



Escrito por ripa ajmera | Traducido por beatriz sánchez