Los efectos de unos padres estrictos

Un método de crianza estricta fue el debate en enero del 2011, cuando Amy Chua escribió un libro llamado "Battle Hymn of the Tiger Mother", detallando su método súper estricto al criar a sus hijas. Dentro de sus métodos incluía no permitir ninguna nota escolar por debajo de una A (excelente), prohibir la televisión y los juegos de computadora, prohibir las citas y no haber espacio para negociar. Aunque algunos críticos vieron los métodos de Chua como duros, una crianza estricta ha experimentado un resurgimiento en una era de padres permisivos y que se dejan llevar por sus hijos. Antes de elegir un método estricto para tus hijos, considera los efectos positivos y negativos con los que tendrías que lidiar.

Disciplina

Al establecer una barra alta de tus expectativas, tu hijo sabrá qué es aceptable y qué no para ti. Cuando crías a tu hijo con unas expectativas estrictas, puedes esperar ver un alto nivel de disciplina. No solo esto afecta en cómo el niño interactúa contigo, sino que también puede extenderse a la manera en que enfoca el trabajo escolar, al pasar tiempo con sus compañeros y eventualmente, aplicar esa disciplina a su carrera. Si tienes unas altas expectativas para él, un método estricto ayuda a expandirlas para conseguir resultados.

Rebelión

No todos los niños responden bien a altos niveles de rigor en la casa. Si tu hijo no está acostumbrado a una disciplina completa o le va mejor tomando sus propias decisiones, puede rebelarse cuando intentes establecer unas reglas y regulaciones estrictas. Esa rebelión viene con unos problemas constantes, especialmente cuando el niño saca maneras para oponerse. Si ya tienes un hijo rebelde, una crianza estricta puede empeorar la situación, así que trata esto con cuidado y toma el temperamento de tu hijo en consideración.

Consistencia

A algunos niños les gusta la consistencia y unas reglas que funcionen apropiadamente, y puedes suministrarlas cuando eliges un método estricto de crianza. Cuando refuerzas estrictamente las reglas en tu casa, tu hijo sabrá qué esperar y se sentirá seguro al poder predecir tu reacción a ciertos tipos de comportamiento. Aunque las reglas son difíciles de seguir para algunos niños, si sabes que tu hijo prospera con la consistencia de reglas y castigos, una crianza estricta se ajustará idealmente para él y para ti.

Reacción

Aunque tu método de crianza tiene que ser una cuestión privada entre ti, tu pareja y tu hijo, una reacción social por ser un padre estricto puede descarrillar tu progreso. En algunos casos, los métodos estrictos de crianza pueden ser vistos a veces como abuso. Como Chua descubrió después de leer los foros, blogs y sitios web que criticaban sus métodos de crianza, esta no es para todos. Cuando creas reglas que sean demasiado estrictas a los ojos de varias situaciones sociales, puedes esperar experimentar una reacción. Esta puede afectar a tu hijo y a ti, especialmente si él se siente rechazado por sus compañeros porque no puede participar en ciertas actividades. Aun así, el método de disciplina que elijas tiene que ser discutido completamente con tu pareja y con tu hijo para escoger qué funciona mejor para ustedes.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por ana maría guevara