Los efectos de la nicotina en el cuerpo

La nicotina, un químico que se encuentra en los cigarrillos, es uno de los venenos de alcaloides más tóxicos y adictivos encontrados en la planta del tabaco. Los alcaloides reaccionan con los ácidos para formar sales, que pueden utilizarse en medicamentos. La nicotina se utiliza en las encías y los parches transdérmicos (piel) en la terapia para dejar de fumar. La justificación es reducir los síntomas de abstinencia que acompañan a dejar de fumar. La nicotina tiene un efecto estimulante y depresor sobre el cuerpo.

Vasoconstricción


La vasoconstricción causa hipertensión arterial.

En el sistema cardiovascular, la nicotina actúa como un estimulante. La nicotina produce vasoconstricción, que es el estrechamiento de los vasos sanguíneos. Billie Ann Wilson, Ph.D., Margaret Shannon, pH.d. y Kelly Shields Pharm.D., autores de la Guía de la Enfermera 2010 Pearson, explican que los efectos vasoconstrictoras de la nicotina causan hipertensión, que es la presión arterial elevada. Además de hipertensión arterial, la vasoconstricción disminuye el flujo sanguíneo al corazón. Esto puede conducir a tener dolor en el pecho y aumentar el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o un ataque al corazón.

Gasto cardíaco aumentado

La nicotina actúa como un agente cronotrópico. Esto significa que aumenta el ritmo cardíaco. Un mayor ritmo cardíaco aumenta el gasto cardiaco que es la cantidad de sangre bombeada al cuerpo cada minuto. Un mayor gasto cardiaco significa que una mayor carga de trabajo se coloca en el corazón.

Arritmias


Las arritmias pueden ser letales.

La nicotina tiene un efecto estimulante sobre el corazón. Debido a esto, las personas que consumen nicotina están en riesgo de una tener una frecuencia cardíaca rápida, palpitaciones y arritmias. Las arritmias son ritmos cardíacos irregulares. Algunas arritmias pueden ser letales.

Estimulación respiratoria

La nicotina provoca una mayor tasa respiratoria, así como un aumento en la producción de secreciones respiratorias. Aunque la estimulación respiratoria ocurre en dosis bajas, la sobredosis puede causar parálisis del sistema respiratorio, lo que resulta en muerte e insuficiencia respiratoria.

Tasa metabólica aumentada

El Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, informa que la nicotina provoca un aumento del metabolismo. Los fumadores suelen pesar entre seis y nueve libras (2,7 y 4 kilogramos) menos que los no fumadores. Este efecto se ha correlacionado con el hallazgo de que los fumadores que dejan de fumar tienden a ganar de seis a nueve libras.

Confusión gastrointestinal

La nicotina tiene un efecto depresor sobre el apetito. La anorexia, o pérdida del apetito, es común entre los fumadores y es parte de la razón para el peso bajo típico encontrado entre los fumadores. La anorexia puede causar estreñimiento e indigestión. Sin embargo, se estimula la peristalsis, que son las contracciones del intestino normales que propulsan el contenido a través del tracto gastrointestinal, estimulada de la nicotina. La peristalsis creciente provoca diarrea.

Reflejos mejorados

Uno de los efectos de la nicotina en el cuerpo son los reflejos crecientes. Los efectos colinérgicos de la nicotina afectan a los impulsos nerviosos. La velocidad de dar golpes con el dedo ha demostrado que aumenta con el uso de la nicotina.

Memoria mejorada

Se ha encontrado que la nicotina mejora la memoria de reconocimiento. Sin embargo, la mejora es modesta en el mejor de los casos y los riesgos del uso de nicotina no superan este beneficio.

Más galerías de fotos



Escrito por patricia nevins, rn, msn | Traducido por maria gloria garcia menendez