Efectos negativos de la terapia de inversión

La terapia de inversión es un tipo de tracción espinal que algunas personas han encontrado útil para reducir la tensión y aliviar el dolor de espalda. Involucra colgar de cabeza con la ayuda de unas botas de inversión o estar sobre una mesa que está inclinada en un ángulo en el que la cabeza queda apuntando hacia abajo. Mayo Clinic advierte que estar en una posición invertida por más de un par de minutos puede disminuir el ritmo cardíaco e incrementar la presión arterial, así que los individuos con ciertas condiciones deben evitar la terapia de inversión o al menos hablar con su médico antes de hacerlo.

Problemas con el corazón y circulatorios

Como la terapia de inversión puede afectar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, las personas con enfermedades del corazón e hipertensión deben proceder con cuidado antes de intentar llevarla a cabo. The Energy Center, que vende equipo de inversión, también advierte a las personas con transtornos en la circulación que deben consultar a un médico antes de invertirse, porque la posición de cabeza afecta el flujo sanguíneo. Además, cualquiera que esté tomando anticoagulantes puede estar en riesgo, ya que estos medicamentos tienen el potencial de problemas circulatorios.

Problemas oculares

Las personas con glaucoma o conjuntivitis deben tener cuidado con la terapia de inversión. Cuando una persona tiene glaucoma, ya tiene una presión elevada en sus ojos. Debido a que la inversión pone aún más presión en la cabeza, The Energy Center recomienda consultar a un médico antes de realizarla. También advierte a las personas con conjuntivitis, o "pink eye" (ojo rosa, en inglés), que deben tener mucho cuidado. La conjuntivitis es una inflamación de la membrana en el ojo y la presión adicional que viene de la terapia de inversión puede exacerbar el problema. A las personas con desprendimiento de retina también se les aconseja hablar primero con un médico antes de invertirse.

Problemas óseos

Cuando te inviertes, tu cuerpo tira tu peso hacia abajo y proporciona un tipo de tracción. Mayo Clinic informa que esta tracción proporciona algo de alivio a corto plazo a las personas con problemas de espalda. Sin embargo, esas fuerzas hacia abajo pueden dañar a las personas con huesos débiles, fracturas recientes o implantes esqueléticos. De acuerdo con The Energy Center, la terapia de inversión podría empeorar estas condiciones. Como la terapia estira la espina, cualquier persona con un daño espinal debe ser extremadamente cuidadosa. Nuevamente, The Energy Center aconseja hablar primero con un médico.

Problemas con hernias

Las hernias hiatales ocurren cuando la presión en el abdomen provoca que parte del estómago se mueva hacia la cavidad toráxica debido a una debilidad en el diafragma. Como la terapia de inversión provoca mayor presión hacia arriba en el cuerpo, The Energy Center pone a las hernias hiatales y ventrales en su lista de contraindicaciones para la terapia de inversión.

Problemas de desorientación

Si estás sufriendo de una infección del oído medio, tal vez quieras esperar antes de realizar la terapia. The Energy Center advierte que las personas que se invierten mientras sufren de estas infecciones pueden sentir incomodidad o desorientación.

Preocupaciones durante el embarazo

De acuerdo con los sitios web Cure Back Pain y Sports Injury Clinic, la terapia de inversión no debe ser utilizada por mujeres embarazadas. The Energy Center advierte que las mujeres embarazadas deben obtener la aprobación del médico antes de llevar a cabo el procedimiento. La terapia de inversión puede tener un efecto negativo sobre la madre o el bebé, dependiendo de la condición de la madre y la etapa de desarrollo del bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por david ochs | Traducido por laura de alba