Efectos negativos de los padres que utilizan mensajes de texto para conversar

Los mensajes de texto podrían ser la forma favorita de comunicación de tu hijo y es fácil de llegar a tu adolescente utilizando este medio de comunicación desde tu teléfono inteligente que está siempre al alcance de la mano. Aunque estos mensajes son una forma conveniente para comunicarse también tiene algunos inconvenientes. Antes de levantar el teléfono para enviarlos a tu hijo ten en cuenta las implicaciones de esta forma moderna de comunicación.

La falta de interacción cara a cara

Tu hijo se está convirtiendo en un adulto joven, cada vez más independiente y puede que te resulte más difícil disfrutar de tiempo de calidad con él. Los mensajes de texto quitan las interacciones importantes cara a cara con tu hijo adolescente. Es posible que le envíes un mensaje de texto en la cocina para decirle que la cena está lista en lugar de caminar a su habitación para charlar. Cuando eliges un mensaje sobre una conversación cara a cara, posiblemente pierdes el tiempo de calidad con tu hijo y una conversación interesante y perspicaz. Como señala la Alabama Cooperative Extension, cuanto más hablas con tu hijo, más fácilmente puedes compartir mensajes importantes. Los mensajes de texto pueden interponerse en el camino de las conversaciones importantes con tu hijo adolescente.

Los riesgos de enviar mensajes de texto al conducir

Un estudio de 2012 por University of Michigan Transportation Research Institute y Toyota Motor Sales USA Inc. reveló que el 25 por ciento de los adolescentes responde a un mensaje de texto mientras conducen. Más alarmantemente, este estudio también indica que el 20 por ciento de los adolescentes y el 10 por ciento de los padres se han involucrado en una conversación multi-texto mientras conducen. Enviarlos a tu hijo cuando está conduciendo posiblemente puede ser una opción peligrosa, con muchos adolescentes que leen estos textos, el 30 por ciento, de acuerdo con el mismo estudio, mientras conducen. Un conductor adolescente distraído puede resultar herido o incluso muerto en un accidente y los mensajes de texto pueden ser una gran distracción.

Ejemplo

Podrías quejarte del apego de tu hijo a su teléfono inteligente (smartphone) y pedirle que envíe mensajes de texto con menos frecuencia. Sin embargo, si los envías regularmente a tu hijo estás, tal vez sin darte cuenta, animándolo a recoger ese teléfono inteligente para comunicarse. Al hablar cara a cara o por teléfono, le muestras a tu hijo la importancia de la comunicación más allá del teclado de su smartphone.

La falta de comunicación

Un mensaje de texto enviado rápidamente tiene el potencial de dar lugar a malentendidos. Si no entiendes el idioma de los mensajes de texto de tu hijo, es posible malinterpretar su mensaje. Asimismo, tu hijo podría malinterpretar el tono de tu texto, por ejemplo, podría ser incapaz de diferenciar entre el sarcasmo y la sinceridad en un texto. Debido a que estos mensajes carecen de las señales no verbales de la comunicación cara a cara, la falta de comunicación puede ocurrir en cualquier momento al enviarle un texto a tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por barbie carpenter | Traducido por carlos alberto feruglio