Los efectos negativos del alisado con keratina

El formaldehído, un producto químico conocido por causar cáncer, es el ingrediente principal usado en los tratamientos para alisar el cabello con keratina. Si bien los tratamientos han sido promocionados como la mejor manera de quitar los rizos y el erizado, los salones de belleza de todo el país los han prohibido por los efectos negativos sobre la salud que la exposición a ese químico puede provocar en los peluqueros y sus clientes.

Cómo funciona

La mayoría de las marcas del tratamiento de alisado con keratina sostienen que eliminan el erizado por espacio de hasta cinco meses. Los estilistas aplican el producto en el cabello y luego lo alisan usando una plancha a una temperatura de 450 °F. El proceso puede aplicarse sobre el cabello más rizado y en mujeres de cualquier procedencia étnica. Al cabo del tratamiento, el cabello queda lacio y brillante. Según el salón de belleza, el precio puede oscilar entre US$150 y US$600.

Informe de efectos secundarios

Al poco tiempo de que los tratamientos comenzaron a realizarse en Estados Unidos, los estilistas comenzaron a informar sobre efectos adversos. Muchos sufrieron náuseas, hemorragias nasales, problemas respiratorios e irritación de la piel y de los ojos. Las clientes que recibieron este tratamiento también se quejaron de síntomas similares, además de caída del cabello. La International Agency for Research on Cancer informó que el formaldehído es un agente cancerígeno, responsable de la leucemia y del cáncer nasal. La Oregon Occupational Safety and Health Administration (OSHA, por sus siglas en inglés) realizó investigaciones luego de haber recibido quejas de varios peluqueros. Hizo públicos los hallazgos de un estudio que involucraba a varias marcas populares de la fórmula, donde decía: "Existen riesgos significativos para los trabajadores de las peluquerías cuando utilizan productos de alisado del cabello".

Cómo protegerte

Como consumidora, lo mejor que puedes hacer para evitar los problemas de salud causados por los tratamientos con keratina es simplemente no hacértelos. Si trabajas como estilista profesional, debes protegerte usando guantes, un delantal, gafas protectoras y una mascarilla que cubra tu nariz y tu boca. Asegúrate de que el salón en que estás trabajando esté bien ventilado para que los vapores puedan salir de tu espacio de trabajo. Si tu empleador no te permite tomar las precauciones correctas, llama a 1-800-321-OSHA para informar sobre condiciones laborales inseguras.

Alternativas naturales

Si bien muchas fórmulas con keratina sostienen ser "completamente naturales" o "libres de formaldehído", OSHA de Óregon halló en su estudio que muchas estaban mal rotuladas o contenían ingredientes tan dañinos como el formaldehído. Experimenta con varios champús, acondicionadores y productos sin enjuague para suavizar y alisar tu cabello. Humedécelo y evita exponer tu cabello a temperaturas extremas. Usar agentes químicos abrasivos para lograr un efecto deseado no vale la pena teniendo en cuenta los riesgos a la salud a corto y largo plazo.

Más galerías de fotos



Escrito por lindsey landis | Traducido por irene cudich