Efectos negativos del boxeo

El boxeo ha sido un deporte popular por mucho tiempo. Hoy en día, los campeones de boxeo siguen siendo celebridades prominentes y decenas de miles de aficionados llenan estadios o ven combates de boxeo en la televisión. Sin embargo, existe una serie de riesgos graves para la salud involucrados con el boxeo. Estos riesgos han llevado a una serie de asociaciones médicas a expresar su preocupación por la seguridad de este deporte.

Lesiones menores

Como todos los deportes de lucha, el boxeo puede dar lugar a lesiones leves. Los cortes son tan comunes que a menudo son tratados sobre el cuadrilátero para evitar que la sangre interfiera con la visión del combate. Las lesiones en la mandíbula y los dientes también son conocidas, aunque los boxeadores usan protectores bucales para limitar el riesgo de este tipo de lesiones. Las lesiones leves en las manos también son comunes. La mayoría de los boxeadores usan guantes de boxeo para reducir el riesgo de daños en las manos, pero las lesiones aún ocurren, en particular en el entrenamiento.

Lesiones graves

Además de cortes superficiales y contusiones, el boxeo también puede causar lesiones más graves. Golpes en el cuerpo pueden llevar a la fractura de costillas y hemorragias internas. Las fracturas en los huesos de las manos pueden tener consecuencias graves a largo plazo si no se tratan adecuadamente, mientras que las lesiones oculares pueden llevar a la pérdida de la visión. Los boxeadores aficionados usan cascos protectores que pueden limitar el riesgo de este tipo de lesiones en la cabeza, pero hay evidencia de que la protección para la cabeza hace poco para reducir la probabilidad de la forma más grave de lesión en el boxeo, el daño cerebral.

Lesiones en la cabeza

Un artículo de 2000 en el "Western Journal of Medicine" estableció lisa y llanamente: "La anatomía humana es contraria a la táctica preferida en el boxeo, que es golpear la cabeza del oponente". Los golpes en la cabeza pueden causar lesiones graves, incluyendo daño catastrófico al cerebro, que se manifiesta como el resultado de un solo impacto, y el daño cerebral progresivo, que se acumula con el tiempo. El daño cerebral resultante del boxeo puede causar dificultad para hablar, alteración de los reflejos, apagones e incluso, en algunos casos, la muerte.

Oposición médica al boxeo

Las asociaciones de médicos británicos, estadounidenses, canadienses y australianos todas han pedido que se ponga fin al boxeo, citando el alto riesgo de daño cerebral y otras lesiones. La American Academy of Pediatrics ha declarado que el boxeo es un deporte inadecuado para los jóvenes atletas. Los defensores del boxeo afirman que las tasas de mortalidad por lesiones relacionadas con el boxeo son bajas y que los combatientes son conscientes de los riesgos de salud involucrados. El periodista deportivo Harry Mullan ha argumentado que la atención médica mejorada y el conocimiento de los procedimientos de seguridad, en lugar de suponer una prohibición total, son necesarios.

Más galerías de fotos



Escrito por james holloway | Traducido por natalia pérez