Efectos negativos del agua de coco

El jugo de coco, más apropiadamente llamado agua de coco, es el líquido en el interior del verde coco inmaduro. Fue utilizado tradicionalmente como una fuente de agua potable por los nativos de la Isla del Pacífico, y los marineros que visitaron las islas solían guardar cocos verdes en el barco para beber en el viaje de regreso. Hoy en día, el agua de coco ha disfrutado de un resurgimiento como una bebida deportiva y remedio digestivo natural, y por lo general se considera como una bebida saludable. No es, sin embargo, una bebida milagrosa, hay ciertos de aspectos del agua de coco que hay que tener un poco en consideración antes de disfrutar.

Puede afectar los niveles de sodio

Según el U.S. Department of Agriculture, un vaso de agua fresca de coco contiene 252 mg de sodio. Esto no es un problema para la mayoría de la gente, pero cualquier persona con presión arterial alta, enfermedades del corazón o cualquier otra condición que le obliga a seguir una dieta baja en sodio, debe ser consciente de que el agua de coco no es lo mismo que el agua pura y debe tener en cuenta su asignación diaria de sodio. Por otro lado, es por el contenido de sodio en el agua de coco que sus defensores creen hace que sea una bebida deportiva ideal.

No siempre rehidrata completamente

Además del contenido de sodio, que se considera el electrolito más importante después hacer deportes, ya que sale en tu sudor, una taza de agua de coco contiene 600 mg de potasio y 60 mg de magnesio. Un estudio de 1993 en el "Journal of the American College of Nutrition" encontró que el contenido mineral exacto dle agua de coco depende directamente del grado de madurez. Las diferencias en contenido de sodio y glucosa fueron marcados a distintas edades, por lo que la única manera de garantizar que estás recibiendo los electrolitos que asumes que estás recibiendo es conocer la edad exacta del coco. El estudio señaló que en ningún momento en la línea de tiempo de maduración los contenidos de sodio y glucosa fueron lo suficientemente altos como para ser considerada una bebida efectiva de rehidratación.

Puede causar una reacción

Los cocos son técnicamente semillas y se les permite tradicionalmente a las personas con alergias a las nueces de árbol. En 2006, la U.S. Food and Drug Administration reclasificó el coco como una nuez, enviando al instante a las personas alérgicas a la confusión. La Food Allergy and Anaphylaxis Network señala que algunas de las reacciones alérgicas han sido reportadas, pero por lo general implican a personas que no tienen alergia a las nueces de árbol. Algunos de ellos lo hicieron coincidir con alergias a las nueces de árboles, sin embargo, así que lo mejor es hablar con tu médico si estás preocupado por una posible reacción.

Alto contenido de azúcar

Muchas personas beben agua de coco como alternativa a otros jugos, creyendo que el sabor suave indica un bajo contenido de azúcar. Eso no es cierto. Una taza de agua de coco contiene 6,26 g de azúcar, o alrededor de 1,5 cdta. Si bebiste toda el agua de un coco verde, estarías bebiendo 16,4 g de azúcar, o aproximadamente 4 cdta. de azúcar. Esta es la misma cantidad de azúcar que se encuentra en media lata de refresco de cola. Los diabéticos y otras personas que cuidan su consumo de azúcar deben ser conscientes de que el agua de coco debe tenerse en cuenta en la asignación de azúcar al día.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por enrique alejandro bolaños flores