Efectos negativos de las camas de bronceado

Las cámaras de bronceado se utilizan a menudo para fines cosméticos, especialmente entre los adolescentes y adultos jóvenes. Emiten rayos ultravioleta, llamado rayos UV. Tanto UVA como UVB son peligrosos rayos que afectan las capas profundas y superficiales de la piel, respectivamente. Cuando la piel está expuesta a estos rayos UV, los melanocitos producen melanina, un pigmento marrón que oscurece la piel. Es así como la piel intenta protegerse de un daño mayor. Una exposición excesiva puede dar lugar a problemas tales como cáncer de piel y ojos, y las camas solares son consideradas inseguras por organizaciones tales como U.S. Food and Drug Administration, World Health Organization y American Academy of Dermatology.

Cáncer de la piel

Cuando la piel se expone a los rayos UV, las enzimas se activan para reparar el daño. Sin embargo, no todas las enzimas reparan el daño de la piel, sino que algunas mutan y aumentan el riesgo de cánceres de la piel, como el carcinoma de células escamosas, carcinoma de células de albahaca y el melanoma. De acuerdo a The Skin Cancer Foundation, sólo una quemadura severa durante la infancia, o un total de cinco quemaduras de sol en la vida, duplican las probabilidades de desarrollar un melanoma, el tipo más mortal de cáncer de piel. Las personas más jóvenes están en mayor riesgo de esta complicación. De hecho, el uso de una cama de bronceado antes de los 35 años aumenta el riesgo de desarrollar un melanoma en un 75%.

Problemas oculares

Los rayos UV no sólo afectan la piel, sino los ojos también. El cáncer de ojos, también conocido como melanoma ocular, es una consecuencia potencial de la exposición excesiva a los rayos UV. Algunas enfermedades de los ojos que pueden desarrollarse a partir de la utilización de las camas de bronceado son tratables, como la fotoqueratitis y fotoconjuntivitis, inflamación de la córnea y la conjuntiva. Sin embargo, los problemas oculares crónicos también pueden desarrollarse. Esto incluye cataratas, una enfermedad ocular que causa problemas de visión, y pterigión, un crecimiento de carne en la superficie del ojo. Los tumores pueden desarrollarse en la superficie del ojo también.

Edad

El bronceado y las quemaduras por el sol causan fotoenvejecimiento, un término que se refiere al envejecimiento prematuro de la piel debido a la exposición a la radiación UV. La piel generalmente desarrolla una textura similar al cuero y arrugas; puede desarrollarse flacidez de la piel y manchas de sol. Los rayos UVA, que afectan a las capas más profundas de la piel, son los responsables de este efecto negativo.

Otros efectos

Las camas de bronceado que no están lo suficientemente limpias y desinfectadas entre usos pueden dar lugar a la propagación de enfermedades como infecciones por estafilococos y algunas enfermedades de transmisión sexual. La exposición excesiva a los rayos UV también puede afectar el sistema inmunológico, haciendo que el cuerpo sea vulnerable a las enfermedades. Debido a que muchos de los efectos del uso de camas de bronceado no son inmediatamente visibles, como el cáncer, problemas oculares crónicos y fotoenvejecimiento, las personas se ponen aún más en riesgo al continuar utilizando las camas, en ausencia de cualquier efecto adverso. Debido a que las camas de bronceado pueden ser utilizadas con la misma intensidad todos los días, a diferencia de la intensidad del sol que varía a lo largo del año, los rayos UV de las camas de bronceado son más peligrosos que la exposición natural al sol. De hecho, las camas de bronceado emiten tres veces más rayos UV que el sol.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por verónica sánchez fang