Efectos negativos de los batidos de proteínas

Los batidos de proteínas tienen el potencial de ayudar a alcanzar tus objetivos de dieta. Cuando se utilizan con eficacia, pueden ayudarte a reducir calorías, perder grasa corporal, complementar una dieta saludable o aumentar la masa muscular magra. Por desgracia, no todos los batidos tienen ingredientes de alta calidad e incluso los que sí los poseen pueden aumentar el riesgo de varias condiciones de salud.

Nutrición insuficiente


Los batidos de proteínas no ofrecen la misma nutrición que las fuentes de alimentos integrales.

Los batidos de proteínas están diseñados para proporcionar proteínas, por lo que muchos simplemente son formas en polvo del nutriente aislado. Sin embargo, las proteínas en polvo y los batidos de proteínas embotellados se clasifican como suplementos dietéticos, lo que significa que no ofrecen la misma nutrición que los alimentos integrales. De acuerdo con los investigadores del M.D. Anderson Cancer Center, los alimentos integrales contienen fibra dietética y otras sustancias protectoras que previenen enfermedades, como los antioxidantes y fitonutrientes, los cuales no son accesibles en los suplementos dietéticos procesados. Así que si eliges batidos de proteínas frente a otras alternativas menos procesadas​​, como el yogur griego sin grasa o los garbanzos cocidos, lo más probable es que consumas menos nutrientes, lo que podría conducir a deficiencias nutricionales en el tiempo.

Menos saciedad


Los batidos de proteína no logran saciar por completo.

La saciedad se refiere a lo lleno y satisfecho que te sientes después de consumir un alimento o bebida. Los alimentos más nutritivos también tienden a ser los que satisfacen más a menudo entre los alimentos más bajos en calorías. Aunque la proteína como nutriente genera más saciedad que cualquiera de las grasas y carbohidratos, las proteínas líquidas pueden ser una excepción. En un estudio publicado en el 2012 en la revista "Obesity", los investigadores descubrieron que el proceso de masticar aumenta en gran medida la saciedad, a veces alentando a los participantes a consumir hasta un 20 por ciento menos de calorías en general.

Azúcar y ganancia de peso


Los batidos de proteínas poseen un alto contenido de azúcar y pueden aumentar el riesgo de obesidad.

Muchos alimentos ricos en proteínas contienen poco o nada de edulcorantes añadidos, pero los batidos de proteínas no necesariamente caen en esa categoría. Para mejorar su sabor, los batidos embotellados y polvos pueden tener decenas de gramos de azúcar por porción, lo que se suma a la cantidad máxima diaria recomendada por la American Heart Association. Según la nutricionista y autora Mónica Reinagel, incluir demasiada azúcar en la dieta puede acelerar el proceso de envejecimiento, aumentar el riesgo de obesidad, obstaculizar tu sistema inmunológico, promover la inflamación y aumentar los niveles de insulina. Los batidos de proteína con alto contenido de azúcar también tienden a saciar menos y ser menos nutritivos.

Demasiada proteína


Consumir demasiada proteína puede causar problemas.

El principal problema con los batidos de proteína puede ser que te den algo que no necesitas. El Physicians Committee for Responsible Medicine informa que la mayoría de los estadounidenses reciben más del doble de la cantidad de proteína que sus cuerpos necesitan, incluso sin el uso de suplementos, lo cual representa un problema, porque con el tiempo, comer demasiadas proteínas puede aumentar tu riesgo de problemas gastrointestinales, osteoporosis, cálculos renales o enfermedad renal.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por mary gomez