Efectos de nadar con los ojos abiertos

Si alguna vez has abierto los ojos bajo el agua en la piscina, probablemente estás consciente de la picazón y ardor que eso puede causar. Aunque estos efectos no suelen ser peligrosos, pueden tomar parte de la diversión de tu nado. Para ayudar a prevenir la irritación de tus ojos, invierte en un par de gafas de calidad antes de tu próxima sesión de natación.

El nado y tus ojos

Incluso si puedes ver claramente al nadar, se pueden sentir los efectos en los ojos en pocos minutos. En agua de la piscina, puedes experimentar irritación temporal de los ojos y visión borrosa debido a que el cloro añadido quita la capa lagrimal protectora de la córnea. En los lagos o ríos, tu visión puede ser empañada por la suciedad y otras partículas en el agua. Si bien puede ser que no sea posible evitar por completo estos efectos sin gafas, cerrar los ojos reduce la exposición a sustancias irritantes en el agua.

Circunstancias especiales

Si usas lentes de contacto, nadar sin antiparras puede cambiar de forma de las lentes, que afecta a la forma. Además, las bacterias en agua no clorada pueden causar infecciones si los ojos están abiertos o cerrados. Un estudio publicado en la revista "Optometry and Vision Science", en 2011 estudió a los usuarios de lentes que nadaban en el agua del océano. Encontraron que los que llevaban gafas acumulaban menos bacterias en sus contactos que los que no lo hicieron, lo que indica que el uso de gafas puede ayudar a prevenir las infecciones bacterianas de los ojos.

Más galerías de fotos



Escrito por nina k. | Traducido por verónica sánchez fang