Los efectos de la manteca de cacao en la piel afroamericana

La manteca de cacao es un humectante excelente para la piel, y las personas afroamericanas generalmente la usan para mantenerla suave. Está hecha con los granos de cocoa procesados en forma sólida o en crema. La manteca de cacao se puede usar sola o puedes combinarla con otros ingredientes para usarla en productos para el cuidado del cabello y en una loción para mantener la piel hidratada. También se puede usar como una fragancia en diferentes productos porque tiene un aroma similar al chocolate.

Humectante

Personas de todos los tonos de piel pueden tener la piel seca, y la manteca de cacao es un emoliente rico, útil para nutrir la piel seca y deshidratada. Los afroamericanos son propensos a lucir un color ceniciento cuando la piel está seca porque la piel muerta y reseca tiene un color más claro, y es más fácil de ver sobre la tonalidad oscura. La manteca de cacao es una crema espesa, por lo que no necesitas usar mucha cantidad. Comienza con una forma sólida o cremosa cuando la colocas en las manos, pero se derrite rápidamente cuando la frotas sobre la piel. Este producto puede actuar como una barrera contra los elementos y es maravillosa para usar sobre todo el cuerpo durante los meses más fríos y ventosos.

Estrías

La piel afroamericana es propensa a perder la elasticidad más fácilmente, lo que puede provocar flacidez y estrías. Los que tienen este color de piel pueden usar manteca de cacao para evitar las estrías, así como ayudar a desvanecerlas antes y después del embarazo. La manteca de cacao aumenta la elasticidad para que la piel pueda extenderse y expandirse sin desgarrarse durante el aumento de peso. Es fácil de aplicar y la piel la absorbe rápidamente.

Tono de la piel

Los afroamericanos necesitan productos del cuidado de la piel un poco más espesos y que penetren las capas de la piel para dejarla saludable. El uso diario de la manteca de cacao puede desvanecer las manchas oscuras y los parches ásperos de la piel, como la que se encuentra en los codos, las rodillas y los pies y en las manos. La manteca de cacao también puede curar la piel dañada y corregir la que está envejecida, así como líneas finas y arrugas. Antes de acostarte por la noche, frota manteca de cacao en los pies y luego ponte un par de calcetines. En la mañana, tus pies estarán suaves. Deberás repetir este tratamiento varias noches para obtener los mejores resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por veronica bland | Traducido por alejandra prego