Los efectos malos de la cerveza

En la mayoría de los casos, los efectos negativos del consumo de alcohol están directamente relacionados con la cantidad consumida y se sienten independientemente del tipo de alcohol ingerido. Sin embargo, en algunos casos, puedes tener una sensibilidad a los ingredientes presentes en algún tipo, como la cerveza, y deberás tener que evitarla.

Cantidad de cervezas

Puede que hayas oído que un consumo moderado de alcohol es bueno para ti. Un consumo moderado se define como un trago por día para las mujeres y dos para los hombres. Sin embargo, si ahora no bebes, no deberías comenzar a beber para beneficio de tu salud. Un estilo de vida sano, que incluya buena nutrición y ejercicio, ofrece más beneficios que un consumo moderado de alcohol. Otro tema importante es que, como hombre, si eliges tomar dos cervezas al día, no es correcto que te las engullas una tras otra. Tomar solo dos cervezas -o cualquier bebida alcohólica- en una hora afecta el buen tino y duplica tus posibilidades de tener un accidente automovilístico u hogareño.

Calorías vacías

Una lata o botella de 12 onzas de cerveza contiene muy poca nutrición, pero sí contiene calorías. La cerveza normal tiene entre 140 y 200 calorías, mientras que la cerveza light contiene aproximadamente 100. Más preocupante, si estás tratando de adelgazar, es el hecho de que el alcohol hace que tu cuerpo queme menos grasa almacenada para tener energía. Tu hígado produce una substancia llamada acetato a partir de la mayor parte del alcohol de una cerveza. Tu cuerpo quema el acetato para obtener energía en lugar de quemar la grasa almacenada en tu cadera o abdomen.

Baja azúcar en sangre

La cerveza puede contribuir a subir de peso al interferir con los niveles de azúcar en sangre. Tu cuerpo almacena azúcar en tu hígado como glucógeno. Cuando el azúcar en sangre cae entre comidas, tu hígado convierte el glucógeno en glucosa, liberándola en la sangre. El alcohol interfiere en este proceso. El azúcar en sangre cae, el hígado no convierte el glucógeno, tu cerebro piensa que tienes hambre y te engulles una hamburguesa llena de grasa, patatas fritas y cualquier cosa que te tiente cuando realmente no necesitas comerlas. Contrarresta esto comiendo alimentos sanos antes de tomar cerveza para enlentecer la velocidad con la cual tu cuerpo absorbe el alcohol.

Hidratación

Una cerveza fría cuando tienes calor es una bebida apetitosa, pero ten cuidado si has estado haciendo deportes o trabajando afuera bajo un clima caluroso. La hormona antidiurética ayuda a tu cuerpo a retener líquido. El alcohol interfiere con la liberación de la hormona, lo que explica esas frecuentes visitas al baño cuando bebes cerveza. Si bebes cerveza cuando tienes calor, pierdes líquido por medio de la transpiración y la orina.

Gluten

La mayor parte de la cerveza está compuesta por cebada malteada, entre otros ingredientes, y la cebada contiene una proteína llamada gluten. Algunas personas son sensibles al gluten. En el extremo de esta sensibilidad se encuentra la enfermedad celíaca, un trastorno en el cual el gluten dispara el sistema inmune del cuerpo para que ataque el recubrimiento del intestino delgado. Si sufres de sensibilidad al gluten, evita la cerveza hecha con cebada. Gracias a la creciente consciencia sobre la enfermedad celíaca, algunos cerveceros están ofreciendo ahora cervezas libres de gluten.

Más galerías de fotos



Escrito por laurel heidtman | Traducido por irene cudich