Efectos de la interrupción del sueño en un bebé

Aunque tu bebé probablemente no duerme más de cuatro o cinco horas, el tiempo que pasa durmiendo es vital para su salud, crecimiento y desarrollo. Cuando su sueño se interrumpe, puede afectar negativamente su bienestar. Diversos factores, incluyendo enfermedad, dormir demasiado durante el día y ansiedad de separación, pueden contribuir a las interrupciones del sueño, pero no importa lo que lo cause, la interrupción puede tener muchos efectos secundarios.

Mal humor e irritabilidad

Cuando el tiempo de sueño normal de tu bebé es interrumpido, no está obteniendo la calidad de sueño que necesita para estar descansado al día siguiente. De acuerdo al pediatra Marc Weissbluth, autor del libro "Healthy Sleep Habits, Happy Twins" (Hábitos de sueño saludables, gemelos felices), los bebés que se despiertan varias veces cuando deberían estar durmiendo son más propensos a estar de mal humor y menos capaces de enfrentarse con los eventos del día. La interrupción del sueño hace más difícil para tu bebé el tomar una buena siesta, lo que agrava el problema y lo hace aún más irritable. La falta de sueño puede causar que llore por un tiempo prolongado también

Falta de entusiasmo

A los bebés cansados no les interesa jugar o intentar nuevas actividades como los bebés que descansan bien. Cuando el sueño de tu bebé es interrumpido por cualquier razón una noche anterior, toma en cuenta que no será paciente ni tendrá la energía para ser él mismo. Weissbluth menciona que los bebés cansados son menos adaptables, lo que te dificultará el interesarlo en cualquier cosa. Los bebés cansados son más intensos y temerosos que el resto de los bebés, de acuerdo a Weissbluth. Un estudio de 2011 de la Universidad de Stanford encontró que la falta de sueño afecta la retención y función de la memoria. Aunque el estudio fue hecho con ratones, sugiere que efectos similares suceden en humanos, lo que significa que el sueño interrumpido puede afectar el crecimiento del cerebro de tu bebé y su desarrollo cognitivo.

Sistema inmunodeprimido

Cuando tu bebé no duerme suficiente, su sistema inmune se resiente, lo que significa que será más susceptible a tener un resfriado o a desplomarse por una gripe. Weissbluth reporta que un sueño interrumpido crónico, o la interrupción de sueño de manera regular, puede ocasionar dolores de cabeza o de cuerpo también. Tu bebé puede desarrollar problemas estomacales, aumento del ritmo cardiaco, incremento de presión arterial y tensión muscular si esto sucede regularmente. La falta de sueño puede interferir también con el control de la glucosa, lo que contribuye a un incremento de riesgo de diabetes y obesidad.

Tips y sugerencias

La mejor manera de eliminar las interrupciones de sueño es enseñar a tu bebé a volver a dormir. Resiste la tentación de mecerlo o alimentarlo para que se duerma porque si despierta en la noche, necesitará que hagas lo mismo para que vuelva a dormirse. En vez de eso, mécelo o aliméntalo hasta que este somnoliento, y después colócalo en su cuna para que pueda dormirse él sólo. Minimiza las interrupciones creando un ambiente tranquilo. Mantén el nivel de ruido al mínimo alrededor de la habitación del bebé y mantén el cuarto a una temperatura adecuada. Realiza un horario de sueño para que tu bebé duerma a la misma hora todos los días. Esto entrenará a su cuerpo para que duerma cuando es tiempo y promoverá un sueño reparador.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por esteban arenas