Efectos de la baja ingesta de proteínas

La proteína es un componente crítico de una nutrición adecuada, ya que ayuda en el funcionamiento general del cuerpo y la construcción de cosas como los músculos, la piel y el cabello. Las fuentes recomendadas de proteínas incluyen la carne de res magra, productos lácteos bajos en grasa como el queso y el pollo sin piel, de acuerdo con la MayoClinic. Si se ingieren niveles bajos o insuficientes de proteína, los requisitos específicos varían ampliamente dependiendo de factores como tu edad, el metabolismo y los niveles de actividad diaria, puedes experimentar varios efectos, algunos positivos y otros negativos.

Disminución de energía

Los aminoácidos que componen las proteínas son esenciales para el transporte de oxígeno a través de tu torrente sanguíneo, de acuerdo con la Northwestern University. Los niveles más bajos de proteínas pueden reducir la cantidad de oxígeno disponible para el sistema, que puede exhibirse como sensación de cansancio o fatiga.

Pérdida de cabello

Tu cabello está compuesto principalmente de proteína conocida como queratina. Si no recibes suficiente proteína, tu cuerpo puede tratar de conservar la poca proteína que tiene al limitar la producción de proteínas. Esto puede causar la pérdida del cabello, según la Yale School of Medicine's. El departamento dice que la pérdida de cabello se ve a menudo en las personas que participan en una dieta extrema.

Disminución de la función inmune

La proteína ayuda a mantener tu sistema en funcionamiento inmune. Una dieta baja en proteínas puede causar una respuesta inmune más débil, de acuerdo con los servicios de salud de la Columbia University's. Esto puede hacerte más susceptible a las enfermedades comunes como el resfriado o la gripe.

Hinchazón

La proteína se une a las células para ayudar a mantener el agua en el interior de ellos. La National Academies Press informa que los niveles bajos de proteína en la dieta pueden causar hinchazón de las extremidades y el estómago cuando tus células liberan el agua. Esto es especialmente común entre las personas desnutridas en el mundo en desarrollo.

Menor riesgo de cáncer

De acuerdo con un estudio médico de 2006 publicado en el "American Journal of Clinical Nutrition", la baja ingesta de proteínas provoca que el cuerpo produzca niveles más bajos de ciertas hormonas del factor de crecimiento. Los niveles más altos de estas hormonas están vinculados a un mayor riesgo de cáncer. Por lo tanto, los investigadores concluyeron que una dieta baja en proteínas puede tener "efectos de protección" contra la enfermedad.

Disminución de la masa corporal

Las proteínas son los componentes esenciales que construyen tus músculos. Por esta razón, los levantadores de pesas y atletas a menudo consumen mayores cantidades de proteína que el promedio. Del mismo modo, una dieta baja en proteínas puede causar debilidad muscular y una pérdida de la masa muscular magra del cuerpo, de acuerdo con la Northwestern University.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua duvauchelle | Traducido por verónica sánchez fang