Los efectos de fumar por un año

El primer año de un hábito de consumo de tabaco tiene riesgos de padecer problemas de salud inmediatos y la posibilidad de una muerte temprana. Muchas personas comienzan a fumar o vuelven a fumar con el objetivo de dejar de fumar antes de hacerse demasiado daño. Sus planes pueden ser desviados por la adicción al tabaco o por el incremento de la enfermedad, como el asma debido al consumo de cigarrillos. Incluso la exposición diaria a corto plazo al humo del tabaco daña el cuerpo y puede comenzar el proceso de crecimiento del cáncer.

Dependencia a la nicotina

La Nemours Foundation informa que una dependencia a la nicotina en los cigarrillos puede formarse dentro de días al fumar por primera vez. El umbral de nicotina de cada persona es diferente y es imposible de calcular. Sin embargo, una vez enganchado en el hábito de fumar, dejar de hacerlo puede ser difícil o inalcanzable. Ya que el 9 de cada 10 fumadores nunca lo dejan, según el National Institute on Drug Abuse, y puesto que más de la mitad de los fumadores mueren por problemas de salud por el consumo de tabaco, fumar por tan solo un año puede ser una sentencia de muerte temprana.

Efectos en la respiración

El consumo de cigarrillo cambia inmediatamente los patrones de respiración. Fumar una vez o con mayor frecuencia cada día puede hacer que estos patrones sean crónicos en el transcurso de un año. Los Centers for Disease Control and Prevention, CDC, informan que la falta de aire, el desarrollo pulmonar reducido y la disminución de la función pulmonar puede ocurrir todo por fumar a corto plazo tan temprano como desde la adolescencia. Entre los fumadores adultos, el daño a los pulmones y las vías respiratorias puede producir tos, flemas, silbidos y dificultad para respirar. Estos problemas de salud pueden tener efectos graves en las condiciones respiratorias existentes. La presencia de monóxido de carbono en el humo también altera el equilibrio normal de oxígeno en la sangre, que afecta a la tolerancia de los fumadores para el ejercicio y la condición física en general.

Efectos en el corazón

Fumar un cigarrillo inmediatamente acelera el ritmo cardíaco. Incluso en los fumadores jóvenes y de corto plazo, el consumo de cigarrillos eleva los niveles de colesterol en la sangre, causando estrés y daños en el corazón y los vasos sanguíneos. La presión arterial alta, reducción de la tolerancia al ejercicio y un mayor riesgo de enfermedades del corazón son los resultados probables, de acuerdo con la American Heart Association. En combinación con la disminución de la función pulmonar, los problemas de salud del corazón afectan a la resistencia y el rendimiento deportivo, nota CDC.

Riesgo de cáncer

El cáncer puede que no se desarrolle dentro de un año de consumo de tabaco, pero la etapa se puede establecer para la carcinogénesis en cualquier período de la exposición al humo. Los cigarrillos contienen más de 60 carcinógenos conocidos, reportan los National Institutes of Health. Además, el tabaquismo afecta al sistema inmunológico por lo que el cuerpo es menos capaz de combatir el crecimiento de las células cancerosas. Además del cáncer de pulmón, que mata a más de 100.000 fumadores cada año, el CDC dice que el fumar puede causar cáncer en la boca, garganta, esófago, riñón y útero.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy clarke | Traducido por mariana perez