Los efectos de las flexiones de pared

Las flexiones (pushups) de pared son fáciles de hacer, requieren poco esfuerzo físico y se puede hacer en cualquier lugar. Las flexiones de pared añaden tono muscular a tu cuerpo superior e inferior. Utilizas tu propio peso corporal para realizar el ejercicio estático y puedes aumentar o disminuir el grado de dificultad. Puedes hacer flexiones de pared como un entrenamiento completo o hacerlas para calentar para un ejercicio más riguroso o para correr.

El proceso

Las flexiones de pared son mucho más fáciles que las flexiones regulares. En vez de estar en el suelo en posición horizontal y balancear tu cuerpo con las manos y los pies, las flexiones de pared te permiten estar de pie. Cara a la pared y con los brazos extendidos. Coloca las palmas sobre la pared, al ancho de los hombros y apoyado en el suelo. Los principiantes pueden estar cerca de la pared a 2 pies es una buena distancia de inicio. Dobla los codos y acerca la cara a la pared antes de empujar de nuevo a la posición original de pie. Puedes hacer 10 repeticiones para comenzar y aumentar a medida que adquieras fuerza.

Parte superior del cuerpo

De pie a 2 pies contra una pared y haciendo flexiones es una buena manera para los principiantes. A medida que continúes el ejercicio, muévete más lejos de la pared. La distancia añadida toma peso de tu parte inferior del cuerpo y lo desplaza a la parte superior del cuerpo. La transferencia de peso trabaja los brazos, los hombros y el pecho con más fuerza, construyendo una mayor resistencia y una mejor definición muscular. Hacer flexiones de pared a 3 o más pies de distancia también fortalece los bíceps, tríceps, antebrazos, muñecas y manos.

Parte inferior del cuerpo

Mantén las piernas rectas durante las flexiones de pared trabajando los músculos de la parte superior del cuerpo. Dobla las rodillas y mantén tus pies planos en el suelo para trabajar las piernas. Doblar las rodillas ayuda a estirar y tonificar las pantorrillas. Coloca una pierna delante de la otra, mientras que haces flexiones de pared para un estiramiento más intenso. Comienza poniendo tu pierna izquierda hacia adelante, puedes sentir el estiramiento mientras te aproximas y empujas la pared. Haz el mismo ejercicio con la pierna derecha. Trabajar las piernas con las flexiones de pared es un ejercicio efectivo antes de correr o hacer jogging.

Rehabilitación del hombro

Según la Sports Injury Clinic, la adición de una bola suiza a las flexiones de pared es una buena manera de rehabilitar una lesión en el hombro. Coloca la bola suiza en la pared y coloca las palmas en la bola para que no se caiga. Dobla los codos y mueve el cuerpo cerca de la pelota suiza sin tocarla. Empuja hacia atrás y repite el ejercicio para estirar y fortalecer el hombro y otros músculos superiores del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por scott amato | Traducido por gabriela nungaray